Martes, 21 de febrero de 2017
Foto Fuente: Internet

#6 tips para tener la mejor sesión de sexo lento

México.- No hay nada más placentero que tener un buen momento sexual, es un acto que se debe disfrutar de la mejor manera posible. Y no es por menospreciar el sexo rápido y salvaje, pero si te vuelves una maestra en el arte del sexo lento seguramente descubrirán tu pareja y tú cosas que harán sus encuentros inolvidables.

Besa de manera lenta y suave

Imaginen que los están grabando en cámara lenta así que disfruten los besos y tomen el tiempo necesario de explorarse, de chupar los labios y de sentir cada uno de los movimientos que hace la mandíbula y la forma de respirar al momento de besarse. Un dato importante: mientras más saliva se produzca en tu boca, habrá una mayor lubricación en tu vagina, pues está conectada con la boca.

Juega como si se tratará de un par de principiantes

Es el momento de recordar la sensación de la primera vez que dejaste que tu galán te tocara los pechos o las pompis, nunca es tarde para volver a sentir como aquel primer día. Tómense el tiempo y la paciencia de acariciar el cuerpo de manera suave, de manera muy lenta. Puede empezar por tus pies, piernas hasta llegar a tu clítoris por ejemplo.

Las bobbis no deben olvidarlas

No pierdan la oportunidad de jugar con esta parte del cuerpo ya que es una de las que más excita a las parejas. Pide a tu chico que tome tus pezones y juegue con ellos, además que las bese y chupe perímetro a perímetro hasta bajar por el abdomen.

No olvides las piernas en el sexo

Esta es una carretera que te llevará al placer pues aunque muchos lo han olvidado puede resultar un experimento muy placentero que los dejara sin aliento. Sin dudad es un buen preámbulo para comenzar a ir más allá.

Más abajo

Llegamos a la parte preferida de muchos, el sexo oral se puede iniciar besando el abdomen de tu pareja o, como lo mencionamos anteriormente, en la ruta que marcan las piernas.

Penetración profunda

Aunque la penetración al meter y sacar rápidamente es muy placentera, nunca está de más probar con penetraciones largas y profundas que dejen a los dos sin aliento y que disfruten al estar más conectados en cada embestida.

Con información de revista Cosmopolitan

LG