Jueves, 27 de abril de 2017
Foto Fuente: Internet

Angélica pasó su cumpleaños número 23 en la cárcel

La joven se encuentra tranquila, dando clases de baile, cine y teatro

México.- El día de ayer 20 de abril, Lilia Angélica López Negrete cumplió 23 años y fue el tercer cumpleaños que celebra dentro de la cárcel acusada de tráfico de drogas y recluida en el penal en Santa Martha Acatitla.

Su padre Jorge López habló con Letra Roja e indicó que la joven se encuentra tranquila, dando clases de baile, cine y teatro. Además de tomar clases de escolta todos los días para no aburrirse dentro del centro de readaptación femenil.  

Imagen: Facebook

La historia de terror de Angie comenzó el 31 de diciembre de 2014 cuando presuntamente transportaba tres kilos de cocaína dentro de una de sus maletas. Según su relato su maleta fue la última en llegar a la banda de equipaje del  Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y en cuanto la tomó, personal de seguridad le llevó a una oficina donde revisaron la maleta, a ella la pusieron contra la pared y cuando volteó ya habían paquetes de cocaína sobre la mesa.

Imagen: Facebook

Después sin permitirle comunicarse con sus familiares, la trasladaron a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) donde le tomaron datos, huellas, fotos, exámenes y le hicieron firmar mil papeles sin tener una asesoría de ningún tipo. Sólo mencionaron que ya se querían ir y que por su culpa no llegarían al año nuevo a sus casas, cuenta la joven. De ese lugar, la trasladaron al penal femenil de Nayarit y después al de Santa Martha Acatitla.

Imagen: Facebook

Ella era estudiante de baile y sólo contaba con 21 años cuando fue detenida, después de un viaje a Colombia para hacer un casting, el cual ya no realizó y por eso adelantó su viaje.

Jorge López, padre de la joven, sostiene hasta la fecha que la droga fue sembrada dentro de su maleta al llegar al AICM y que su hija es inocente. 

Actualmente el Juzgado Décimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México le dictó la sentencia condenatoria de 10 años en prisión y le impuso una multa de seis mil 729 pesos al considerarla culpable de delitos contra la salud, en la modalidad de introducción al país de clorhidrato de cocaína.

EM