Miércoles, 16 de agosto de 2017
Foto Fuente: AFP

Así es el riesgo de ser periodista en Guerrero

"No, ni he desayunado y ya llevamos seis muertos", dice Francisco, mientras fotografía a los vecinos que se acercan a curiosear

Milenio

Ciudad de México. Es el medio día en la colonia Mortero de Acapulco, Guerrero. Colonia Mortero. Elocuente nombre.

Tres sujetos que viajaban en un auto color verde acaban de ser asesinados por un grupo armado que les dio alcance en cinco motocicletas. Les dispararon en múltiples ocasiones. Eso cuentan los vecinos. Y eso, justamente narran los casquillos de armas de fuego que han quedado esparcidos por el lugar.

Francisco acaba de ser notificado de los hechos. Se baja del vehículo en el que viaja con otros dos compañeros, también fotógrafos de nota roja. Llegan al lugar con las cámaras en mano, mirando fijamente los cuerpos que yacen en el piso. También observan dos cadáveres más que hay dentro del vehículo.

Es el tercer hecho violento en el día.

"No, ni he desayunado y ya llevamos seis muertos", dice Francisco, mientras fotografía a los vecinos que se acercan a curiosear. "Ahora es muy común que todos tomen fotos con su celular, yo no sé para qué. Yo lo hago porque es mi trabajo, pero no lo haría, así por gusto, por tenerlo en mi celular".

Pasan unos 15 minutos y la calle se llena de militares, gendarmes, efectivos de las policías municipal y estatal que acordonan el área. Nadie debería romper el perímetro. Nadie que no sea parte de las autoridades. Nadie que no sea perito, pero estamos en Guerrero, en Acapulco, donde lo insólito se ha vuelto cotidiano.

Siete minutos después diez personas, hombres y mujeres, llegan en motocicletas y caminando. Dueños de la calle, cruzan el cordón de seguridad, suben los cuerpos llenos de plomo al automóvil rafagueado, encienden el coche, y... huyen de la escena del crimen. Así, nadie dice nada. Ni un soldado ni gendarme ni un policía. Nadie explica nada: si eran familiares, si eran cómplices, si eran más sicarios, limpiadores que venían para descuartizarlos o disolverlos en otro lugar.

Seguir leyendo

CI