Lunes, 20 de noviembre de 2017
Foto

¿Cambió la política exterior?

Expediente Político por José Contreras

La sorpresiva expulsión del embajador de Corea del Norte en México, Kim Hyong Gil, el pasado jueves, nos lleva a preguntarnos cuál es la política exterior de nuestro país, misma que parece haber cambiado radicalmente con la llegada de Luis Videgaray a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En los últimos tres meses el gobierno mexicano ha tomado dos decisiones que lo apartan de su comportamiento tradicional ante conflictos internacionales y lo acercan a las posturas presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La expulsión del embajador norcoreano y la aplicación de sanciones comerciales a funcionarios de Venezuela --fueron anunciadas el pasado 27 de julio--  están apegadas a los principios de política exterior establecidos en la fracción X del artículo 89 de la Constitución.

Lo que estamos viendo con las dos citadas decisiones no es entonces una violación a los principios de política exterior, sino un cambio en la postura del gobierno mexicano, que durante años se había basado en la neutralidad y en la no intervención en asuntos de otro país.

Un cambio de comportamiento puede ser discutible, pues en un mundo globalizado México no se puede quedar aislado con el argumento, ya obsoleto, de la no intervención.

Pero en todo caso, si el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto decidió dar un viraje en la política exterior tradicional, debería reflejarse en todos los casos, para que no parezca que el gobierno mexicano baila al son que le toca Estados Unidos.

El embajador de Corea del Norte fue expulsado en represalia por los ensayos nucleares realizados por su país en los últimos días.

¿Expulsará México al embajador de Rusia si este país decide realizar un nuevo ensayo nuclear como que el que ordenó Vladimir Putin el 11 de septiembre de 2014 cuando fue lanzado en el Mar Blanco un misil intercontinental Bulava?

México aplicó o aplicará sanciones comerciales contra Venezuela por violar los derechos humanos y por atentar contra la democracia durante la elección simulada de una Asamblea Constituyente.

¿Hará lo mismo con Cuba, que viola sistemáticamente los derechos humanos y que el próximo 22 de octubre definirá representantes municipales en unos comicios controlados al cien por ciento por el gobierno y por el único partido que existe en la isla, el Partido Comunista?

¿Aplicará sanciones o romperá relaciones con el gobierno de Siria por la brutal violación a los derechos humanos?

¿Y en el 2018 condenará y descalificará a Vladimir Putin por reelegirse por enésima vez apoyado por artimañas como la modificación de la Constitución, como ha ocurrido en el régimen chavista de Venezuela?

Si no es así, entonces el gobierno mexicano confirmará que lo de Corea del Norte y lo de Venezuela no es un cambio de postura en general, sino un par de favores hacia Donald Trump.  Por cierto, a cambio de más agresiones.

OFF THE RECORD

**MONREAL: ¿A DÓNDE?

La pregunta ya no es si Ricardo Monreal se irá o no de Morena, sino a dónde.

Más de un partido lo quiere como candidato al gobierno de la Ciudad de México. Es prácticamente un hecho que Monreal aparecerá en la boleta del 2018 y que representará una gran competencia para la candidata oficial de Morena, Claudia Sheinbaum.

Solo falta saber qué camiseta partidista se pondrá.

**¿Y MARGARITA?

Otra interrogante es qué hará Margarita Zavala.

Ricardo Anaya se ha adueñado de las estructuras del PAN y no parece estar dispuesto a dejarle el paso libre para que sea la candidata presidencial.

La opción para Margarita es la candidatura independiente.

Solo que ya tiene que tomar la decisión, porque los trámites para quienes desea explorar este camino ya empezaron en el INE.

[email protected]

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m