Martes, 21 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Internet

Creer en videntes y adivinos es una estupidez: Papa Francisco  

Vaticano.- Este miércoles, el Papa Francisco dijo que creer en lo que dicen videntes y adivinos da la “seguridad de una estupidez” ya que dan falsas esperanzas “inútiles e insensatas” y sólo se trata de charlatanería.

También arremetió contra los “ídolos” de la actualidad: el dinero, la belleza y el éxito durante su audiencia pública general en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Platicó algunas anécdotas cómo la vez que conoció a una mujer hermosa en Argentina, la cual prefirió abortar para “mantener su figura”.

También compartió la ocasión en la que vio cómo un grupo de gente se arremolinaba alrededor de un vidente en una plaza de Buenos Aires.

Tú le dabas la mano y él comenzaba pero el discurso era siempre el mismo: ‘hay una mujer en tu vida', ‘una sombra que viene', ‘te irá bien' y después pagabas. Eso te da seguridad, la seguridad de una estupidez”, aseveró.

“Este es un ídolo, fui al vidente, me tiraron las cartas y me fue mejor. Yo sé que ninguno de ustedes hace eso. Te dan una falsa esperanza, este es el ídolo al cual nos aferramos todos. Compramos falsas esperanzas y la esperanza gratuita que vino a traer Jesús, a esa no le hacemos tanto caso”, agregó.

Precisó que se cree en los videntes y la suerte cuando  se debe enfrentar las dificultades de la vida,  cuando los seres humanos experimentan la fragilidad de su fe y sienten la necesidad de certezas diversas, de seguridades tangibles y concretas.

“A veces buscamos un dios que pueda plegarse a nuestras exigencias y mágicamente intervenir para cambiar la realidad y hacerla como nosotros la queremos, un ídolo que como tal no puede hacer nada, impotente y mentiroso”, dijo.

Para el Papa, tanto las riquezas como el poder y el éxito, la vanidad, con “ídolos a los cuales se sacrifica todo” pero son realidades que “confunden la mente y el corazón, y en lugar de favorecer la vida conducen a la muerte”.

Afirmó que si las personas colocan su esperanza en los ídolos, pueden terminar como ellos: siendo “imágenes vacías” con “manos que no tocan, pies que no caminan, bocas que no pueden hablar”.

Con información de Excélsior

EC