Sábado, 18 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Especial

El Cártel de Tláhuac más vivo que nunca

Y Rigoberto Salgado sigue vivito y coleando

ÁGORA

Han pasado 113 días desde que la Marina abatió a Felipe de Jesús Pérez Luna "El Ojos" en Tláhuac. Desde ese día a la fecha se a avanzado poco en la investigación. 

En los primeros días después de muerte del exlíder del Cártel de Tláhuac se supo de sus vínculos con Rigoberto Salgado, delegado de la entidad, eso sin contar una red de mototaxistas con los que distribuía la droga.

Para que se dé una idea, Rigoberto Salgado no ha sido tocado con el pétalo de la sanción, de hecho sigue en la delegación sin hacer nada, incluso después del sismo. Por otro lado, y apesar de los operativos para intentar acabar con ellos, los mototaxis siguen trabajando con normalidad, cómo si nada hubiera pasado. 

Lo más raro del caso pasó en días recientes. Primero se supo que el yerno del "Ojos" se enfrentó a balazos con policías en Tláhuac. Leyó bien, no a patadas, ni puñetazos, a balazos. Días después lograron la detención de "la heredera", la hija de Felipe a quien se le acusaba de delitos contra la salud.

Pero contrario a lo que se esperaba, no fue detenida, sólo le pidieron de su buscara un trabajo fijo y que regresara para ver cómo iba. La soltaron y le dijeron que la tendrían bien vigilada.  

Más de 100 días después la impunidad en Tláhuac sigue. Más de 100 días después queda claro quién controla la delegación. Más de 100 días después un narcodelegado sigue encargado de la seguridad. 

Y mientras todos se hacen de la vista gorda y parece que a nadie le importa, el Cartel de Tláhuac sigue activo y más vivo que nunca, la droga se sigue moviendo y todos siguen ganando.

Una para llevar... 

Dicen las malas lenguas que Ricardo Monreal se queda en Morena y no sólo eso, que AMLO le prometió que lo dejará como Presidente del partido cuando renuncie para competir por la Presidencia. ¿Caerá otra vez? ¿O es una broma de mal gusto?