Lunes, 20 de noviembre de 2017
Foto

El Juego de las Sillas

Expediente Político por José Contreras

¿Quién o quiénes decidieron la distribución de los lugares de los invitados a la comida de los 300 líderes? Quien lo hizo pecó de inocencia o mostró una gran picardía política.

Sentar en la misma mesa al dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y a la aspirante presidencial de este partido, Margarita Zavala, fue toda una osadía.

El Juego de las Sillas que se observó durante esa comida realizada el pasado miércoles fue un reflejo del ambiente político que prevalece en la víspera del proceso electoral del 2108.

Colocar en la misma mesa --separados solo por una silla--  a Zavala y Anaya permitió, por ejemplo, confirmar la profunda división que hay en el partido que más posibilidades tiene de ganar la Presidencia de la República. Simplemente los panistas no se pelaron.

Los senadores panistas incondicionales a Ricardo Anaya llegaron por su lado y los calderonistas por el suyo, sin mediar palabra.

Eso sí, según la columna Bajo Reserva de El Universal, el senador Jorge Luis Preciado se sentó o fue sentado muy cerca de su gurú,  Anaya, a quien incluso le hizo el favor de cargarle un libro que le habían regalado.

En la misma mesa estaban el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el de Salud, José Narro, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Angel Mancera.

Por si fuera poco, en esa misma mesa estaba el presidente del Consejo General del INE, Lorenzo Córdova.

Solo faltó que los organizadores del evento le pusieran a esa mesa el letrero de “Mesa Electoral 2018”.

La comida de los 300 Líderes permitió también descubrir la doble moral de los organizadores, quienes por un lado condenaron las agresiones que ha sufrido la prensa en los últimos tiempos, pero por otro confinaron a los reporteros a un corral de la ignominia en el que tuvieron que estar todo el tiempo como embutidos.

OFF THE RECORD

**FIN DE LA FARSA

Terminó la farsa montada por el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya.

Lo que hizo el Joven Maravilla es un llamado de atención. ¿Cómo es que nuestro marco jurídico permite que una minoría tome como rehén a una institución? Ahí queda el comentario para la reflexión.

**SIGUE EL IFT

Superado parcialmente el asunto del #FiscalCarnal, ahora es necesario ponerle atención a la sucesión en el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El Senado debe elegir al nuevo presidente de este órgano autónomo a más tardar el 10 de este mes.

Pero el 10 es domingo, así que…

[email protected]

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m