Sábado, 18 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Especial

El Monreal de siempre

Por José Contreras

 

Durante varias semanas, Ricardo Monreal engañó a quienes no lo conocen. Pero terminó por mostrarse como el de siempre: el político pragmático que brinca de un partido o de un proyecto político a otro según su conveniencia.

Hizo como que rompía con Morena y con Andrés Manuel López Obrador, quien lo humilló al colocarlo en el cuarto lugar de una encuesta patito para definir al candidato a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Y hubiera roto si la alianza PAN-PRD-MC le hubiera dado esa candidatura que no obtuvo por Morena.

Pero como no logró esa candidatura, está a punto de quedarse en Morena y ponerse nuevamente a las órdenes de quien ha sido su jefe político durante los últimos 12 años.

Había dicho que con su acto de rebeldía no buscaba cargos, pero se podría quedar en Morena por un cargo nada despreciable: la dirigencia nacional del partido o la coordinación de la campaña de López Obrador.

Había dicho que no tenía otro proyecto que ser candidato a Jefe de Gobierno, pero a un llamado del patrón, está a punto de cambiar de opinión. Si no es que ya lo hizo.

López Obrador utilizó sus servicios como eficaz operador político durante 12 años y luego lo maltrató severamente con la encuesta patito y con ataques posteriores desde los templetes.

Calculador, López Obrador le hizo un llamado a Monreal a que no se fuera de Morena solo hasta que lo vio derrotado, con las puertas del Frente cerradas y sin posibilidad de lanzarse por la vía independiente.

Y cuando Monreal ya había aceptado dialogar, López Obrador todavía se dio el lujo de mostrarle una zanahoria y de decir con desdén el pasado viernes lo alcanzaba en su gira por Querétaro, hablarían.

Y ahí fue Monreal a Querétaro a buscar a quien tanto lo ha maltratado en las últimas semanas, a quien lo traicionó. No sabemos si platicaron, pero el propio Monreal dijo que lo alcanzaría.

¿Ahora cómo explicará Monreal que decidió sumarse a la “Nomenklatura” de Morena que tanto criticó en las últimas semanas?

¿O acaso como dirigente piensa combatir a esa Nomenklatura y correr del partido a Yeidckol, a Batres y a los hijos de López Obrador?

Luego de su acto de rebeldía, dijo una y otra vez en varios medios de comunicación: “No voy a cambiar de opinión”. ¿Cómo explicará que siempre sí cambió?

Monreal hizo creer a mucha gente que por fin alguien se atrevía a desafiar las decisiones unilaterales del dueño de Morena.

Pero terminó como otros obradoristas maltratados que sufren el síndrome de Estocolmo.

A menos que, de último momento siempre sí se vaya con el Frente PAN-PRD-MC, al que por cierto, ya descalificó.

OFF THE RECORD

**CAMPAÑA DE ODIO

Preocupante, la campaña de odio que circula en redes sociales en contra de la magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación,  Mónica Aralí Soto Fragoso.

El discurso bélico del PAN en contra de la magistrada sirve como caldo de cultivo para que ciudadanos emitan mensajes de odio que no deben ser subestimados.

**ALDF PARALIZADA

La Asamblea Legislativa de la Ciudad de México tiene dos presidentas: la que fue elegida hace unos días por el pleno y la que eligió a media semana la bancada del PRD.

Esta duplicidad de directivas es producto de la trifulca protagonizada entre perredistas y morenistas.

Y mientras estos dos partidos se ponen de acuerdo, la ALDF está paralizada.

Habrá que echar ojo a los asuntos que no se moverán debido a esta parálisis.

[email protected]

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m