Sábado, 21 de octubre de 2017
Foto Fuente: Especial

¡El terremoto Margarita!

Podrán mentar madres y decirle “pus”, de manera ofensiva. Lo cierto es que una mujer con posibilidades presidenciales reales ya provocó el mayor terremoto electoral y el derrumbe de muchas aspiraciones para 2018.

1. Con su salida del PAN, Margarita Zavala desfondó a Ricardo Anaya, quien una vez ungido como candidato presidencial llevará al partido azul al cuarto lugar de las preferencias electorales en 2018; lejos del PRI, Morena y “la independiente” Zavala. ¿Por qué?

Elemental; porque “el fenómeno Margarita” no solo aportará la más potente candidata independiente a la contienda de 2018, sino que catalizará una mortal sangría de votos en el PAN.

2. Al tirar los bonos presidenciales de Anaya, Margarita también derrumbó el eje fundamental que sostenía al Frente Ciudadano PANPRD-MC. ¿Por qué? Porque el frente era viable “por el alma electoral del PAN”. Hoy, luego de la fractura que partió en dos a Acción Nacional —y de la previsible sangría del voto azul—, el frente cayó peldaños abajo y llegó al club de “los partidos enanos” —PAN, PRD y MC—, que juntos no sumarían los votos de Margarita, la independiente.

3. El ingreso de Zavala al “exclusivo club” de independientes no solo la colocaría como puntera de ese segmento, sino que —mediante un trabajo político acertado— podría dar forma a una alianza de independientes y ciudadanos sin partido, que sería alternativa real a los odiados partidos.

4. Y es que hoy la figura y la imagen de Margarita es la de víctima de la perversión de políticos y partidos; ejemplo de lo peor de los partidos y de cómo sus guerras de “poder por el poder” y sus métodos de exclusión están lejos del interés ciudadano.

5. En tanto ciudadana sin partido y una vez conseguida la calidad de “candidata independiente” —lo que se antoja nada fácil de conseguir—, Margarita podría encabezar un potente movimiento social que colocaría en un severo predicamento a los partidos que serían punteros: PRI y Morena.

6. Y es que, además, la salida de Margarita del PAN impacta en el PRI y en el gobierno de Peña Nieto. ¿Por qué? Porque cataliza las cartas a favor de José Antonio Meade.

7. Es decir, una candidatura independiente fuerte, vinculada con el PAN —como la de Margarita—, obligará al PRI a presentar un candidato con perfil de independiente. Y el único en el PRI con ese perfil se llama José Antonio Meade. Gracias a Margarita, hoy Meade es el puntero en el PRI.

8. Y frente a dos potentes cartas con perfil no partidista —como Margarita y Meade—, el único no ciudadano de los tres punteros en la contienda será el rancio partido Morena y su dueño, el esposo de Beatriz.

Al tiempo.