Miércoles, 23 de agosto de 2017
Foto Fuente: Internet

Historias de Uber: el chofer no terminó mi viaje a tiempo

Es importante contactar con el servicio de ayuda que ofrece la empresa para que hagan ajustes a tu tarifa por este tipo de inconvenientes

México.- Los usuarios frecuentes de Uber al utilizar la aplicación en repetidas ocasiones y con un recorrido frecuente conocen y pueden calcular aproximadamente las tarifas a pagar, además de que Uber te da un precio estimado para conocer el costo aproximado de un viaje.

Sin embargo, en algunas ocasiones los usuarios no se percatan de que el chofer no inicia o termina un viaje a tiempo, elevando mañosamente el costo del monto a pagar.  Esto es lo que le sucedió a Liz, una usuaria de la aplicación:

“Llevo usando la aplicación desde hace un año aproximadamente y jamás había tenido ningún inconveniente al solicitar el servicio, hasta el pasado viernes por la noche solicité un viaje que según Uber arrojaba como tarifa estimada entre 60 y 70 pesos. Al subir al vehículo me percaté que mi chofer era bastante joven y me sentí muy insegura por que se notaba que se encontraba nervioso pues no frenaba a tiempo en los topes frenando muy bruscamente”. 

“Al llegar a la dirección solicitada y entrar a casa, me di cuenta que no me llegaba el correo electrónico de mi banco que me mandan al finalizar un viaje en Uber, abrí la aplicación y me di cuenta que el carro en el que yo iba aparecía en el GPS aún en marcha, sin haber finalizado el viaje. Tuve que esperar 30 minutos más para que el chofer diera por finalizado el recorrido y el costo de mi viaje se triplicó”

Liz se puso en contacto con el sitio de ayuda de la empresa Uber y les expuso el problema. Media hora después obtuvo respuesta y el reembolso del viaje.

Al final pudo solucionarlo de inmediato, pero ella denuncia como “injusto” tener que pagar un costo elevado por culpa de un chofer inexperto en utilizar la aplicación y haber expuesto su seguridad por que la persona al volante no tenía la suficiente experiencia para manejar un vehículo.