Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Criminología

Macario, 'El Jack Mexicano'

"Con la mano derecha, girando los dedos hacia la derecha de su cuello. Vi que se desmayaba..."

Ciudad de México. Cuando hablamos de asesinos seriales la mayoría de nosotros piensa en los casos de películas de terror e imaginamos sujetos como el protagonista de American Psycho (Psicópata americano), personas muy alejadas a nuestra realidad y a nuestro país. Sin embargo, existen casos de asesinos mexicanos tan escalofriantes como los de cualquier película. 

Uno de esos casos en los que la realidad va más allá de la ficción es el de Macario Alcala Canchola, apodado 'El Jack Mexicano', quien justamente basó sus crímenes en los del famoso 'Jack el Destripador'. En Letra Roja te contamos su historia. 

Macario fue un asesino mexicano, nacido entre 1920 y 1930, que en la década de 1960 mató a dos prostitutas de forma confirmada, pero se sospecha que fue responsable de 12 casos más. 

Proveniente de una familia de escasos recursos y sin educación no hizo en su vida nada más que cultivar fracasos; despidos laborales por su incompetencia, falta de talento para lo que le apasionaba e inclusive un matrimonio en ruinas.

Todo lo anterior lo llenó de odio y le dio un gran complejo de inferioridad, por lo que comenzó a hacer algo distinto: asesinar.

El primer caso que descubrieron fue el 20 de septiembre de 1962, cuando el cuerpo de Julia González Trejo, una prostituta que trabajaba en un bar en la colonia Guerrero, fue hallado en un hotel casi como una representación de una obra de teatro.

Macario colocó el cuerpo desnudo sobre la cama tendida y eliminó todos los indicios de lucha, se llevó la ropa de la víctima, exceptuando sus tacones y bolso, dejando dentro de este una identificación para que la mujer fuera reconocida, y en uno de los espejos de la habitación habían escrito con pintalabios la leyenda: "Jack, reto a Cueto", haciendo referencia a que retaba al jefe de la policía.

Cuando lo capturaron descubrieron que ese no era el único asesinato con esas características que se había dado en la zona. Otras 13 mujeres que se dedicaban a la prostitución habían sido halladas muertas, estranguladas  y desnudas en habitaciones de hoteles limpias y ordenadas. 

Unicamente uno de esos asesinatos se logró comprobar que había sido efectuado por él, sin embargo, por las características, se cree que el cometió todos.

 PR