Lunes, 20 de noviembre de 2017
Foto

Matan a un muerto. ¡Farsa y farsantes!

La farsa ofende a los ciudadanos, violenta las instituciones y denigra a partidos y políticos.

 Y es que festejar y presumir la autoría de la muerte del “pase automático” y del “fiscal carnal” es igual de absurdo que pregonar la muerte de un muerto.

¡Y es que el muerto que vos habéis matado… ya estaba muerto!

Y pueden engañar a muchos mucho tiempo, pero no engañarán a todos todo el tiempo. Y más allá de que algunos lo crean y otros tantos lo festejen, lo cierto es que el “pase automático” y el “fiscal carnal” estaban muertos desde hace 10 meses, cuando Peña Nieto decretó su muerte. Y lo que hoy pregonan y presumen los jefes de PAN y de PRD no es más que una farsa que exhibe de cuerpo completo a los farsantes de la política; a los que dicen no querer un fiscal a modo del PRI pero que ya pregonan un fiscal a modo para Morena, para el PAN y el PRD; farsa y farsantes.

 1.- Y es una farsa “engañabobos” —y es de risa loca— la supuesta muerte del “fiscal carnal”, porque casi todos los senadores y diputados del PAN, del PRD, Morena… que hoy hacen fiesta por esa muerte, son los mismos que en 2013 votaron a favor del pase automático y avalaron al “fiscal carnal”. Farsa y farsantes.

2.- Y es una farsa y una comedia de risa loca, que senadores, diputados y los jefes de PAN y PRD que votaron a favor del “fiscal carnal” hoy festejen que, por segunda ocasión, Peña Nieto les haya enmendado la plana. Farsa y farsantes.

3.- Es una farsa, y es de risa loca, que por ignorancia e indolencia de Ricardo Anaya y Alejandra Barrales, el verdadero mandamás en el Congreso despache en Los Pinos y se llame Enrique Peña Nieto; quien hoy, hace 10 meses y hace 18 meses, ordenó lo que debe hacer el Congreso en el caso del fiscal general. ¿Peña Nieto manda en el Ejecutivo y el Legislativo? Farsa y farsantes.

4.- Es una farsa y una mentira que el “frente electoral” de PAN y PRD hayan acabado con el pase automático del titular de la PGR a fiscal general, porque senadores y diputados de esos dos partidos aplaudieron y aprobaron el nombramiento de Raúl Cervantes como titular de la PGR, a sabiendas de que “podría” —solo “podría”— competir para el cargo de fiscal general. Farsa y farsantes.

5.- Es una farsa y una mentira que Anaya y Barrales presuman la muerte del “fiscal carnal” cuando todos saben que ya era un cadáver el pase automático de titular de la PGR a fiscal general; cadáver que por decreto mató el propio Peña Nieto desde el 28 de noviembre de 2016, cuando envió al Congreso el decreto de su muerte. Farsa y farsantes.

6.- Es una farsa y una mentira que el PRI se haya negado a acabar con el pase automático del procurador a fiscal, porque hoy mismo, en la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado —que preside el priísta Enrique Burgos— está listo el dictamen que desde hace meses preparó el PRI para aprobar la reforma enviada por Peña Nieto al Senado, con la que se mata al “fiscal carnal”. Ese dictamen lo detuvo el PAN. Farsa y farsantes.

7.- Es una farsa y una mentira que el frente opositor haya conseguido un triunfo para la democracia mexicana, porque el PAN enseñó a los mexicanos que no hay democracia donde se destruyen a las instituciones, donde uno o más partidos secuestran las instituciones con una montaña de mentiras. Y es que otra enseñanza del PAN señala que la democracia no es caldo de cultivo de la posverdad. Farsa y farsantes.

8.- Es una farsa y una mentira que el gobierno y el PRI hayan pensado en Raúl Cervantes cuando se creó el cargo de fiscal general, porque cuando se aprobó dicha reforma, el procurador era Jesús Murillo y Cervantes era senador. Farsa y farsantes.

9.- Y es mentira porque cuando Peña Nieto mandó la reforma que tiró el pase automático —el 28 de noviembre de 2016—, la presidencia de la Mesa Directiva del Senado estaba en manos del PAN, partido que se opuso a darle curso. Farsa y farsantes.

10.- Es una farsa y es falso que el PAN y el PRD están preocupados por una verdadera fiscalía autónoma, porque mientras cuestionan la presunta imposición de Cervantes, el señor López Obrador, entre muchos otros, como el propio Anaya, ya preparan la candidatura de su respectivo fiscal a modo. Morena ya hasta propuso a Tatiana Clouthier. Farsa y farsantes.

Y es lamentable que a la gran farsa que montaron Anaya y Barrales se hayan sumado “las organizaciones de la sociedad civil”; grupos que ya habían conseguido la muerte del “fiscal carnal” y se prestaron en engaño colectivo; sea por su militancia partidista, sea por su devoción por el engaño a los ciudadanos.

¿Hasta cuándo los ciudadanos se tragarán el engaño de partidos como el PAN y el PRD?

Al tiempo.