Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Foto

Mikel, al matadero

Mikel Arriola renunciará de un momento a otro a la Dirección General del IMSS para ir al matadero, o lo que es lo mismo, para convertirse en candidato del PRI al Gobierno de la Ciudad de México.

Desde que el gobernante de la capital de la República es elegido por el voto directo y secreto, el PRI ha participado en cada contienda con mucha pena y nada de gloria.

El primer candidato del PRI a la jefatura de Gobierno, en 1997, fue un político muy experimentado y muy carismático: Alfredo del Mazo González, quien para entonces ya había sido gobernador del estado de México, secretario de Estado y hasta presidenciable.

Aún así, Del Mazo fue derrotado por el candidato del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas. Fue tan humillante la derrota, que a partir de entonces Del Mazo --padre del actual gobernador mexiquense--  se retiró de la política.

Desde entonces el PRD le arrebató al PRI no solo todas los cargos de poder --delegaciones y diputaciones locales y federales-- sino los grupos clientelares que lo nutrían de votos.

Y el PRI no ha revivido en la capital. Sus candidatos en 2000, 2006 y 2012, entre ellos Beatriz Paredes, fueron atropellados por la maquinaria del PRD y relegados a un humillante tercer lugar.

De 1997 a la fecha el PRI sólo ha podido ganar algunas diputaciones locales y algunas delegaciones. Actualmente gobierna tres: Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

En todos estos años, su presencia en la Asamblea Legislativa ha sido marginal. Actualmente sólo tiene ocho de 66 diputados, una cifra en la que se ha mantenido estable en este lapso.

El PRI conserva pocos grupos clientelares, entre ellos la organización de ambulantes que encabeza Alejandra Barrios y la Unión de Pepenadores, liderada por Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el cacique del cascarón priista.

Con este partido Mikel Arriola participará en la contienda del próximo año por la Jefatura de Gobierno, con un pronóstico de desastre, como ha ocurrido con sus antecesores.

Mikel Arriola pertenece a una generación de tecnócratas que ha demostrado que lo suyo son los números, no la política. Generación a la que también pertenece José Antonio Meade.

Arriola realizó un buen trabajo al frente de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), cargo que empezó a ejercer en el gobierno de Felipe Calderón, y realizaba una labor destacada en el IMSS.

Sin embargo, la liturgia priista, es decir, el dedo del presidente Enrique Peña Nieto, decidió sacrificarlo y mandarlo a la hoguera, sólo porque otros prospectos --sabios en su decisión-- rechazaron la cortesía.

OFF THE RECORD

**BATEAN A AMLO

La presidenta municipal de Valladolid, Yucatán,  Alpha Tavera Escalante, decidió no ser la candidata de Morena al gobierno del estado.

Alpha era la carta más fuerte, por no decir que la única, que Morena tenía en ese estado, pues Valladolid es el único municipio que ese partido ganó en el 2015.

El dedito de Andrés Manuel López Obrador ya la había señalado pero ella dijo que no.

**DESCONOCIDO, AL PRD

Las corrientes dominantes del PRD perfilan a  Royfid Torres González como nuevo dirigente nacional del partido.

Aunque es el representante del PRD ante el INE, Royfid es un desconocido en la política.

Pero eso es lo de menos. Las corrientes necesitan un nuevo monigote. Y ya lo tienen.

[email protected]

www.puntoporpunto.com

twitter:@pepecontreras_m