Jueves, 30 de marzo de 2017
Foto

Misiones político-electorales de Luis Videgaray

Por: José Ureña/ 24 Horas 

Los duendes de la impresión, siempre incómodos, dejaron incompleto y confuso Teléfono Rojo de ayer.

Decía El regreso del superpeñista que nunca se fue:  

Nunca se fue Luis Videgaray.

Con cargo, sin cargo, con barba o sin ella, el ex secretario de Hacienda ha sido un visitante frecuente en Los Pinos y un consejero permanente del presidente Enrique Peña.

De esto informamos aquí con puntualidad.

El 24 de octubre publicamos una columna bajo el título Se ve, se siente, Videgaray está presente, para dar idea de su influencia al mayor nivel del gobierno.

Y el 14 de noviembre volvimos sobre su participación en las políticas oficiales con el título Luis Videgaray, para embajador de EU con datos muy puntuales sobre las funciones encomendadas a él.

Reproducíamos ayer:

“No es puntada.

“Con o sin nombramiento oficial, Luis Videgaray manejará las relaciones y eventuales renegociaciones con Donald Trump.

“Relaciones si, contra su palabra, el magnate sobrelleva la situación.

 

“Renegociaciones si, en cumplimiento de sus compromisos, de inmediato entran a revisión muchos convenios, en especial el TLCAN”.

Con más poderes que Ruiz Massieu

El 24 de noviembre, remitimos, adelantamos la incorporación de Luis Videgaray a la cancillería en lugar de Claudia Ruiz Massieu.

Hoy ella está en espera de destino y quién sabe si tenga una embajada porque en las alturas hay molestias con su reacción a su defenestración.

En espera de su suerte, van más datos de Videgaray:

Desde antes su designación como canciller, hablaba parte del cuerpo diplomático, en especial el embajador Carlos Sada y algunos de los 50 cónsules en Estados Unidos.

Ahora lo hace de manera oficial.

En encuentros con ellos les dejó entrever varias remociones para refrescar el trato una vez llegado Donald Trump y para convertirlos en agentes de inversión.

Tendrá la libertad no concedida a Ruiz Massieu para decidir nombres, destinos, programas de trabajo y negociadores económicos.

Ojos en el Edomex, Coahuila Y Nayarit

1. Las tareas de Luis Videgaray no se circunscriben al nuevo cargo.

Organiza equipos de trabajo para investigar las condiciones electorales de Coahuila, Nayarit y el Estado de México.

Su opinión será fundamental para postular candidatos y suya es la recomendación de abrir el proceso priista en Coahuila para quitar poder a los hermanos Rubén Humberto Moreira.

En tanto, en los otros dos estados la postulación se hará por la vía del dedazo, eufemísticamente denominadas candidaturas de unidad.

Era notorio el vacío de información tras el alza a gasolinas, diésel y gas.

José Antonio Meade era un solitario en la llanura nacional y fue necesaria la intervención del presidente Enrique Peña para el posicionamiento del Estado.

Pero pocos han hablado con la claridad del coordinador César Camacho Quiroz a nombre de diputados y senadores priistas:

O seguían los subsidios a los energéticos o se afectarían programas sociales como Prospera, el Seguro Popular o se quitaría la mitad de presupuesto al IMSS