Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Foto Fuente: Especial

Muere el cantante francés Johnny Hallyday a los 74 años

El artista era un ícono en Francia

El Mundo

Francia. Ha muerto un símbolo de Francia. Más que una estrella. Más que un ídolo. Un personaje de una popularidad inmensa, absoluta. Una popularidad más allá de la popularidad. Ha muerto un icono nacional comparable a los más grandes nombres en cualquiera de las manifestaciones de la vida de un país caracterizado, entre otras particularidades, por el culto a sus figuras máximas de la música, el cine, el deporte o la moda.

Fidelidad a Maurice Chevalier, Edith Piaf, Charles Aznavour, Gilbert Bécaud, Coco Chanel, Brigitte Bardot, Catherine Deneuve, Jeanne Moreau, Jean Gabin, Alain Delon, Jean-Paul Belmondo, Marcel Cerdan, Jacques Anquetil, Alain Prost, Michel Platini, Bernard Hinault... Astros unisex en la indiscriminada imaginería popular, unidos en el mismo firmamento a los titanes de la política: Charles de Gaulle, François Mitterrand, Valéry Giscard d 'Estaing, Jacques Chirac...

Johnny Hallyday se encontraba en esa galaxia suprema. Desde los años 60, nunca dejó de gozar de una fama inmarchitable. Periódicamente resucitaba sin haber muerto antes. Y sus canciones, nuevas o viejas, volvían a escucharse y venderse. Y sus conciertos, repetitivos o novedosos, tornaban a agotar las localidades. Canciones y conciertos suponían a la vez un homenaje al viejo rockero y una demostración de vigencia renovada.

Seguir leyendo

LA