Sábado, 18 de noviembre de 2017
Foto

¡No tienen madre...!

Era un secreto a voces. Pero Roger Bartra, antropólogo, escritor y ensayista se atrevió y lo dijo: Andrés Manuel López Obrador “representa la nostalgia del viejo PRI”.

Pero no fue todo. Añadió: AMLO “ha dejado de ser de izquierdas… más ahora que ha comenzado un viraje hacia posiciones cercanas al viejo PRI”.

Insistió: Obrador “representa al PRI previo a De la Madrid y Salinas. En cierto sentido es el peor PRI. Un partido autoritario y represivo que representa el antiguo régimen en su máxima expresión”.

Seguramente, las opiniones del ensayista —entrevistado por El País— enojarán a la “legión de idiotas”. Sin embargo, el escritor no habla sin bases.

Y el mejor ejemplo de que AMLO es lo peor del PRI lo exhibió la señora Claudia Sheinbaum, quien —en el gobierno de Obrador en el DF ocultó el financiamiento de los Segundos Pisos— clasificó como información reservada —por 20 años— toda la vinculada al crimen del colegio Rébsamen.

Y el caso Rébsamen es criminal si nos apegamos al mismo criterio que los lopezobradoristas utilizaron para reclamar como “crimen de Estado” el incendio de la guardería ABC de Hermosillo, donde murieron 49 niños. Con igual criterio, la tragedia del Rébsasmen es un “crimen de Estado”.

Lo peor es que en el caso Sheinbaum asistimos a la confesión de un crimen de Estado. ¿Por qué? Porque la jefa delegacional de Tlalpan cometió la torpeza de esconder la información técnica del colegio siniestrado, hasta por 20 años, lo que significa que esconde una grave responsabilidad.

¿Qué esconde Claudia Sheinbaum? No sabemos. Lo evidente es que la candidata de Morena al gobierno de CdMx trata de comprar impunidad para el hipotético gobierno de AMLO y de la gestión Sheinbaum en la capital.

¿Y por qué impunidad durante 20 años? De risa local, porque en la mente delirante de Sheinbaum, ella será jefa de Gobierno de CdMx y luego buscará la candidatura presidencial, una vez que AMLO deje el cargo como presidente. Por eso, la impunidad por 20 años. Y es impunidad total para todos los implicados en el Rébsamen.

Lo curioso es que los miles que gritan “¡justicia!” por el “crimen de Estado” de la guardería ABC, hoy guarden un silencio de complicidad por “el crimen de Estado” del Rébsamen. ¿Gritos militantes, protesta selectiva, conciencia social engañabobos? ¿Qué oculta Sheinbaum? ¿Por qué sepultar 20 años la información sobre el Rébsamen, el Tec de Monterrey y Galerías Coapa?

¡Queda claro, Morena, el partido de AMLO, es igual de corrupto que el PRI de Salinas, De la Madrid, López Portillo! ¿Esa es la alternativa?

¡No tienen madre!

Al tiempo.