Domingo, 24 de septiembre de 2017
Foto Fuente: Especial

#NoMásMilitaresMuertos, hay que darles las gracias

¿Usted ha visto que alguien haga una campaña contra las muertes de militares?

ÁGORA

¿Ya vio las imágenes de los militares ayudando en Oaxaca y Chiapas después del sismo? Por favor, si no lo ha hecho, es un buen momento para echarles una mirada. 

Se lo pregunto por un sencilla razón, en nuestro país, nos gusta generalizar todo. Sí, no se vaya a enojar con lo que está leyendo, pero nos gusta hablar en plural. Decimos que todos lo militares son curruptos, que tienen nexos con el narco y que no hacen nada por mejorar la seguridad. 

Pero cuando veo las imágenes del Ejército llevando víveres, ayudando a quitar los escombros, cargando heridos y sudando la gota gorda para ayudar a otros cuidadanos, pienso en todo eso y me da un poco de coraje. 

La verdad es que yo no le puedo decir si todos ellos son corruptos, ni siquiera me atrevo a asegurar que tengan nexos con el crimen organizado, pero lo que sí pienso, es que a veces se nos olvida que ellos también son hijos, padres, hermanos, amigos y esposos. Que son personas de carne y hueso, con errores como todos. 

Muchos también tienen carencias económicas y sueldos miserables, pero aún así salen todos los días a arriesgar su vida por su país y por su familia. 

Para muestra un botón. Gracias a la campaña permanete de combate al crimen organizado en el país, en lo que va de 2017 han muerto 30 soldados. Sí, de enero a agosto de este año han muerto más militares que en todo el 2016, en donde se perdieron 24 vidas. 

Y eso a quién le importa. ¿Usted ha visto que alguien haga una campaña contra las muertes de militares? ¿Ha visto manifestaciones para que ya no los maten? ¿Alguien ha pagado una campaña con el hashtag #NoMásMilitaresMuertos en redes? No, nadie o casi nadie, se atreven a levantar la voz o meter las manos al fuego por ellos. 

Y no se equivoque, tampoco cierro los ojos ante algunas ejecuciones, desapariciones y torturas en las que han participados elementos del Ejército mexicano. Lo que quiero decir es que también hay soldados buenos. Los que se la parten, como usted y como yo y a los que nunca les decimos gracias. 

Gracias por dar su vida, gracias por hacer un trabajo al que pocos se atreven, gracias por aguantar -los a veces injustos-, señalamientos y aún así seguir luchando por un mejor país para nuestros hijos. En serio, gracias. 

Una para llevar...

¿Ya vieron los comerciales del Quinto Informe de Miguel Ángel Mancera? Es una lástima que haya gastado tanto dinero y le hayan hecho un trabajo tan miserable, tan básico y tan elemental. Un reflejo de lo que será su campaña en 2018, si no se pone las pilas.