Sábado, 23 de septiembre de 2017
Foto Fuente: Especial

Paradero Santa Martha, sitiado por "ratas" y violadores

Tras la violación de Diana, el Cetram es considerado como uno de los más peligrosos para las mujeres

México.-  Ubicado en una de las zonas más peligrosas del oriente de la Ciudad de México y  el Estado de México, el Centro de Transferencia Modal (Cetram) Santa  Martha recibe  cerca de 25 mil pasajeros diarios.

Este paradero brinda servicio a los usuarios de la línea A del Metro que llegan de los municipios mexiquenses de Chalco, Valle de Chalco, Ixtapaluca, Texcoco, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, San Vicente Chicoloapan y La Paz; así como las delegaciones Benito Juárez, Tláhuac, Xochimilco, Milpa Alta e Iztapalapa.

Su principal problema es el alto índice de asaltos que se registran en sus alrededores ya que se encuentra asentado en la colonia Ermita Zaragoza, foco rojo por excelencia en la delegación Iztapalapa.

Recientemente está en la mira de las autoridades mexiquenses y capitalinas tras la denuncia de la violación de Diana, una joven de 16 años, a manos de un presunto chofer de la Ruta 53 que presta servicio de esta terminal rumbo a la colonia Paraje 70.

Letra Roja preguntó a algunas usuarias sobre el ambiente de seguridad que se vive al abordar las unidades, principalmente las del Estado de México, tras este lamentable hecho.

Gissel, una estudiante de Odontología de la UNAM, todas las mañanas toma una combi que la lleva de Valle de Chalco al paradero. Ella asegura que carga dos celulares para comunicarse con su familia tras una emergencia.

“Mis papás decidieron que trajera dos teléfonos, uno por si en la autopista (México – Puebla) me lo roban, y el otro para llamarles si me quedo sola en la combi”.

La joven asegura que ante el clima de inseguridad decidió sólo tomar transportes donde la mayoría de sus ocupantes sean mujeres. “Me siento más segura, aunque nosotras no sólo nos enfrentamos a los malos choferes, sino a los asaltantes”.

Por su parte Doña Agustina, una señora que viaja desde San Vicente Chicoloapan al paradero para trasladarse a la zona de Iztapalapa, dice que aunque los rondines de las patrullas municipales son constantes en la carretera libre, en las colonias enclavadas en las partes altas de Los Reyes, Chimalhuacán y Chicoloapan, la inseguridad es latente.

Aproximadamente hace un año, documentamos los casos de robo a mano armada que los pasajeros del Cetram Santa Marta enfrentan todos los días, principalmente en los accesos del paradero y la zona conocida como “La Virgen”, enclavada en los tiraderos de Santa Catarina, en el perímetro de Iztapalapa.

Hoy las mujeres no ven a los choferes como una imagen de seguridad y buen servicio durante sus viajes.

Ángeles quien vive en la colonia Ancon, señala que algunos operadores ven a las jóvenes en la calle y las empiezan a seguir.

“Muchas veces los choferes junto a sus chalanes, convencen a las chavas de la colonia a subirse con ellos en el asiento de adelante, algunas aceptan porque también les gusta cotorrear, pero por desgracia piensan que todas somos así e intentan subirnos a la fuerza y cuando le dices a los policías ellos no te apoyan”.

La Secretaría de Movilidad del Gobierno del Estado de México, prohíbe a los operadores tengan acompañantes en el asiento del copiloto, algunos argumentan que es por seguridad.

Sin duda los usuarios del paradero Santa Martha se enfrentan al peligro de gente que sin escrúpulos las despojan no sólo de sus pertenencias, sino de su seguridad e incluso de la vida.

 ST