Jueves, 27 de julio de 2017
Foto Fuente: Internet

¿Por qué Cienfuegos fue al funeral de un extorsionador?

El pasado 11 de marzo le entregaron el cuerpo de su hermana

México.- El 8 de septiembre de 2015, Elena Arlette Salas Chávez, de 32 años, protectora de animales, y Omar David Castañeda Viloria, de 34,  policía municipal en Tultitlán, desaparecieron.

Según versiones de los familiares, la pareja estaba en su domicilio en la colonia Bosques del Valle, en Coacalco, Estado de México, cuando sujetos armados entraron y se los llevaron.

Hace unos días aparecieron los cuerpos y la hermana de Arlette, Isabel Salas, fue a reconocer el cuerpo. En efecto, era el de su hermana, pero al mirar el de su cuñado se dio cuenta que no correspondía. 

Letra Roja conversó en exclusiva con Isabel Salas, hermana de Arlette e indicó que no hay cambios en el caso. El pasado 11 de marzo les entregaron el cuerpo de su hermana.

De acuerdo con Isabel, hay varias irregularidades en el caso. Una que llama mucho la atención es ¿por qué Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional acudió al funeral de un hombre que fue señalado como extorsionador?

Sabemos que Omar David Castañeda Viloria se desempeñaba como policía municipal en Tultitlan, pero testigos informaron que sólo estaba como aviador y a pesar de eso autoridades mexicanas le realizaron un funeral como si hubiera partido un héroe nacional.

"Gracias a que el papá de mi cuñado, identificado como Leonardo Castañeda Hernández, es Policía Federal activo y exmilitar sepultaron el supuesto cuerpo de Omar franqueado por el Ejercito Mexicano y además sepultado en el Cementerio Militar.

“Yo me pregunto cómo puede ser posible que un delincuente, que pone en riesgo a su familia y además es sospechoso de la desaparición y asesinato de su esposa sea despedido con tantos honores”, indicó la hermana de Arlette Salas.

Aquí el video

Los cuerpos de Arlette y el de su marido se sepultaron por separado el fin de semana pasado, luego de que la Fiscalía del Estado de México señalara como un delincuente a quien fungía como policía municipal en Tultitlán y presuntamente realizaba delitos de extorsión así como compra y venta de automóviles.

Además de esta grave irregularidad Isabel menciona que la familia de Omar entorpeció la averiguación en incontables ocasiones. Incluso la familia de Omar intentó intimidarla.

Isabel, nunca pudo entrar a casa de su hermana pues la familia de su cuñado lo evitó todo el tiempo. Otro punto fue que la carpeta de investigación se movió de un lado a otro de Coacalco a Ecatepec y finalmente terminó en Tecámac.

La historia aún no termina, pero Isabel indica que no va a parar hasta que se haga justicia por su hermana.

EM