Sábado, 18 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Especial

¿Quién repara las escuelas afectadas por el sismo?

Pero acaso lo más doloroso y de lo menos se habla es de las escuelas afectadas

ÁGORA 

Han pasado 52 días desde que un sismo de 7.1 grados sacudió a la Ciudad de México y por lo menos 9 estados más. Apenas unos días antes un sismo de 8.2 dejó bajo los escombros a Chiapas y Oaxaca. 

La primera semana todo fue miel sobre hojuelas, como cuando el amor empieza todo lo veíamos hermoso. Las personas ayudaban, todo mundo era solidario y el apoyo llegaba de todos lados. Pero más de 50 días después, todo cambió, la magia se acabó, ya nadie alza los puños, sólo guardan silencio. 

Sabe qué pasa, los edificios que quedaron en ruinas están provacando un caos, son miles los que todavía no tienen un lugar donde dormir y la ayuda llega a cuenta gotas. Pero acaso lo más doloroso y de lo menos se habla es de las escuelas afectadas. 

Vamos a los números para que se dé una idea. El secretario de Educación, Aurelio Nuño dijo que en una primera fase se verificaron más de 16 mil escuelas en 10 estado afectados por los sismos. 

Con esa primera fase se concluyó que casi medio millón de alumnos -algo así como 463 mil- serían reubicados. Dicho de otro modo, que sus escuelas no contaban con la seguridad suficiente para que pudieran dar clases. 

Pero ahí no termina el problema, para la reubicación y la recontrucción de algunos planteles se tiene que hacer una inversión de 20 mil millones de pesos, que sabrá Dios de dónde los van a sacar. 

Y si todavía no comprende la magnitud de los hechos, ahí le va un ejemplo.

En la Ciudad de México la Escuela Secundaría 127 que está en la delegación Coyoacán no tiene las aulas que les prometieron. Los niños van a la escuela casi una vez por semana un par de horas. Tienen dos baños portátiles para todos los alumnos y las autoridades dicen que si bien les va, hasta enero quedará todo listo. 

Sin duda se entiende que la reconstrucción no iba a ser sencilla, pero seamos sinceros, ¿cuál es la prioridad? Los niños no puden seguir perdiendo clases y sería muy sencillo montar aulas prefabricadas y solucionar este problema. ¿Quién alza la mano? ¿Quién ayuda? ¿Quién se atreve a hacer algo por los niños sin escuela? 

Una para llevar...

Primero que nadie los reporteros de Letra Roja, Israel Carreón y David Cabrera reportaron que un bar en Oaxaca, llamado "Coco Bongo", se habilitó como escuela, sin ayuda del gobierno y con sus propios recursos. Incluso a ellos nadie los ha ayudado.