Jueves, 27 de julio de 2017
Foto Fuente: Especial

Tianguis "Puente Negro", al borde de la extinción

"Nuestra estabilidad está amenazada y cada vez ganamos menos. ¡ya no hay venta! ¡Estamos arruinados!”

Ciudad de México.- El tianguis “Puente Negro”, ubicado en los límites de la delegación Gustavo A. Madero y Ecatepec, es famoso en la zona norte de la Ciudad de México por su venta de productos de ferretería nuevos y viejos, a precios mucho más baratos que en el mercado convencional.

Y es aquí que por más de 35 años se han surtido constructores, albañiles, pasteros, pintores de brocha gorda, jardineros, choferes y hasta amas de casa que vienen a comprar ropa de “segunda” americana, para toda la familia.

En el tianguis, trabajan más de 500 comerciantes provenientes de diversas regiones del interior del estado de México y de la capital.

Es común escuchar música del TRI, Vago, La maldita Vecindad, Vallejo, Metallica, Ramones, Status Quo etc, así como salsa, guaracha y romántica, lo que hace difícil el tránsito, especialmente los fines de semana.

Hasta hace algunos años, los sábados y domingos eran aprovechados por algunas personas para vender pulque y agua miel traídos de Hidalgo, que ofrecían en frascos y botes de un litro a sus alcoholizados clientes a la orilla del Río de los Remedios, que hoy es un basurero a cielo abierto.

El tianguis está considerado como lugar de reunión de aquellos que quieran empezar su negocio -sobretodo de ferretería y artículos de albañilería- ya que aquí la comida, los muebles y herramientas usadas o nuevas, tienen precio de mayoreo.

El denominado tianguis del “Puente Negro” recibe a todo tipo de consumidores, hecho que causa mala impresión, eso sin mencionar la gran cantidad de basura que se genera en las calles del lugar.

“La construcción del puente bicentenario nos pasó a amolar”, señalan tiangusitas consultados quien advierten que hoy los pasillos del tianguis están vacíos.

No obstante, el gobierno de Estado de México les dijo a los comerciantes que el Puente Centenario, será una obra de vital importancia para los capitalinos y mexiquenses, toda vez que ayudará a aliviar el vía crucis que padecen a diario más de cuatro millones de personas que cruzan a diario por el municipio de Ecatepec, provenientes de varias ciudades como hidalgo, Veracruz, Hidalgo y Tlaxcala.

"Antes –señalan tianguistas- éramos muy felices, ganábamos lo suficiente para vivir bien, nos alcanzaba para darles escuela a los hijos mayores, aunque sin lujos, pero no nos faltaba nada”.

“Pero ahora, todo ha cambiado. Nuestra estabilidad está amenazada y cada vez ganamos menos ¡ya no hay venta! ¡Estamos arruinados!”.

María Luisa una de las tiangusitas, señala que en los últimos años, las ventas han bajado hasta un 30%, lo que es preocupante porque podría llegar el momento en que nos quitan de aquí.