Viernes, 24 de noviembre de 2017
Foto Fuente: e-consulta Tlaxcala

¡Todo menos esto: el pulque está en riesgo de desaparecer!

La investigadora Lydia Patricia Martínez Madrid dijo que está situación podría pasar debido a la escasez de cultivo de maguey; sin embargo, podría revertirse si se mantienen zonas magueyeras protegidas

Notimex

México.- La producción de pulque está en riesgo de desaparecer por la escasez de cultivo del maguey, advirtió Lydia Patricia Martínez Madrid, investigadora de la Coordinación de Patrimonio Cultural e Investigación de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Después de participar en la presentación del libro “Pulque”, reconoció que esa situación es persistente pese al interés por hacer resurgir la también llamada "bebida de los dioses". “El problema (…) es que no hay magueyes”, expuso.

La investigadora consideró que uno de los riesgos es porque la hoja de la penca del maguey se utiliza para la preparación del mixiote.

Recordó que la maduración de la planta tarda de ocho a 10 años y sólo puede extraerse aguamiel por al menos seis meses, porque después se acaba, pero en ese lapso está también la problemática de los “mixioteros” que deforestan las zonas de sembradío.

Sobre las consecuencias del cambio climático, la autora del libro negó que el fenómeno represente un riesgo porque el maguey es resistente y tiene capacidad de responder a éste.

Sin embargo, insistió en que hoy en día es difícil mirar los paisajes o cercas de magueyes. “Ya no vemos los cultivos ni tampoco la frontera remarcadas con magueyes, y antes era un paisaje muy común en México”.

De acuerdo con la tercera publicación de la serie “Alimentos y Bebidas de los Pueblos Indígenas de México”, los campesinos también han optado por cultivar cebada, por ejemplo, porque reciben ingresos en corto tiempo.

“Todo esto, junto con la adopción de las bebidas gaseosas y la cerveza, desembocó en la decadencia de la otrora industria pulquera”, expone el libro que presentó el sábado la titular de la CDI, Nuvia Mayorga Delgado, en la Exhacienda Santiago Chimalpa.

La autora de “Pulque” opinó que la situación podría revertirse al mantener las zonas magueyeras protegidas, pues la planta cuenta con una reproducción vegetativa que le permite proliferar.

“Es cuestión de tener conciencia y saber que debemos cuidar el maguey”, subrayó Martínez Madrid, al resaltar que esa es la intención de la publicación: recordar el proceso, el valor y el papel de los pueblos indígenas en la preservación de la planta.

Ante ello, la directora general de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Delgado, indicó que este organismo destinará recursos para impulsar la producción de pulque en las zonas del Altiplano de México.

La funcionaria comentó que lo anterior es porque el pulque ha sido parte de la economía de los pueblos indígenas desde la época prehispánica.

Añadió que la CDI, en conjunto con el gobierno de Hidalgo, trabajan además en un estudio para conocer con exactitud la producción actual del pulque en el Valle del Mezquital y Los Llanos, sobre todo porque son dos regiones que aún dan importancia cultural y gastronómica.

GH