Domingo, 19 de noviembre de 2017
Foto Fuente: Tomada de Video

“Volveré por justicia”: Rubén Ramírez, mexicano ejecutado en Texas

La noche de ayer recibió una inyección letal en la cárcel de Huntsville

Estados Unidos. El mexicano, Rubén Ramírez Cárdenas de 47 años y nacido en Guanajuato, fue ejecutado anoche al recibir una inyección letal en la cárcel de Huntsville, Texas; pero antes de morir, sus últimas palabras fueron "no puedo ni quiero disculparme por un crimen que cometió otro, pero volveré por justicia. Pueden contar con ello". 

De acuerdo con información difundida por medios nacionales, el mexicano le dio las gracias a su familia, amigos, abogados y al gobierno de México por su apoyo. 

Por otro lado, se informó que en una carta agradeció a su familia y amigos, pero también aseguró que él no pediría perdón por un crimen no cometió.

El texto de la carta dice: "Primero, quiero agradecer a mi familia por creer en mí y estar ahí, conmigo, hasta el final. Los amo a todos muchísimo. Y sé que ustedes también me aman. La vida continúa.

"Siguiente, también quiero agradecer a mi abogado Maurie Levin, Alicia Amezcua Rodríguez y Sandra Bobcock por el arduo trabajo que hicieron para ayudarme a salir. Estoy muy agradecido.

"También quiero agradecer al Consulado mexicano por toda su ayuda. A cada funcionario de gobierno que intentó ayudarme a salir.

"Gracias Maricela Luna y Julia Thimm por ser tan buenas amigas.

"Ahora, no puedo disculparme -y no lo haré- por el crimen de alguien más, pero regresaré por justicia. Pueden contar con eso", precisó.

Con información de Radio Fórmula y López-Dóriga Digital

IR