México. A casi tres semanas del feminicidio de Aideé Mendoza, ocurrido el pasado 29 de abril cuando se encontraba tomando clases en el Edificio P del CCHn Oriente,  no hay avances en las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia, PGJ, de la Ciudad de México.

Estudiantes y profesores lamentaron la actuación de esa instancia y de las autoridades universitarias por terminar el semestre anticipadamente y con ello apostar por el olvido y la impunidad en el caso.

Incluso un profesor de la UNAM pidió el anonimato por temor a represalias del director del plantel y dijo que se ordenó a todo el personal no declarar, ni comentar nada respecto al caso de Aideé Mendoza. 

Profesores, trabajadores, alumnos y exalumnos del CCH Oriente de la UNAM confirmaron que en las instalaciones de la Secretaría de la Marina-Armada de México, Semar, aledañas al plantel educativo, sí operaba un campo de prácticas de tiro, ya que se escuchaban frecuentemente, por lo menos hasta hace algunos meses, las detonaciones durante las horas de clase.

Con información de López Dóriga

VO