México. Alfie Lamb era un pequeño de tres años que murió al ser asfixiado por el asiento del conductor; el autor de este horrible crimen fue Stephen Waterson, pareja sentimental de Adrian Hoare, madre del menor.

Los tres subieron a un automóvil y Stephen reclinó su asiento para tener más espacio, sin embargo el pequeño Alfie estaba detrás de él, por lo que murió de un paro cardíaco ocasionado por la falta de aire.

Adrian y Stephen dijeron que castigaron al menor de esta forma ya que estaba muy inquieto; por si fuera poco la madre de Alfie mintió para proteger a su pareja sentimental.

Aseguraron que subieron a un taxi y al bajar el menor ya no despertó, sin embargo las cámaras de seguridad de la zona mostraron cuando los tres subieron al vehículo en donde ocurrió el trágico delito.

Con información de Excélsior

MA