México. La muerte de Jesús «N» el delincuente de la Venustiano Carranza que perdió la vida en el interior de una patrulla ha dejado muchas incongruencias tras la investigación.

Lo primero, el sujeto ingresó a una tienda Oxxo de la colonia Jardín Balbuena para amagar a los empleados y robar el efectivo, por lo que decidió romper los vidrios, cortando así su brazo.

Ante la llamada de auxilio, los oficiales José y Alexis arribaron a la zona para aprender al criminal, en ese momento se percataron de su herida y pidieron la ayuda de los paramédicos de la Cruz Roja.

Los primeros reportes indican que Jesús fue atendido tras el asalto por la cortada, mismos que confirmaron que el hombre no ameritaba ser trasladado al hospital.

Al recibir el diagnóstico, los agentes se llevaron detenido al ladrón para llevarlo ante el Ministerio Público por el delito de robo a establecimiento, pero el estado de Jesús cambio.

Media hora después, los uniformados llegaron a una clínica cerca pero el delincuente no presentaba signos de vida.

El personal de la Procuraduría General de Justicia puso en arresto a los dos agentes por la muerte del criminal, mientras se iniciaba con la investigación del caso.

Algunas de las dudas que no quedan claras dentro de la investigación son: ¿por qué los paramédicos lo dieron de alta si se estaba desangrando?, si el cuerpo tenía media hora de muerto ¿desde cuándo murió?

Con información de Israel Lorenzada

MG