México. Marina N una de las hermanas diabólicas, le encajó un cincel en dos ocasiones a su hermana, junto con su segunda hermana la mató de forma brutal en Nayarit, ahora es es la principal sospechosa de haber matado también a su propio novio el año pasado en Veracruz.

Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia indican que esta mujer es la principal y única sospechosa de la muerte de su novio Luis Alberto, ocurrido en octubre del año pasado.

¡Hermanas diabólicas! Le rompieron el cráneo y la violaron con frutas

Llevó a su exnovio a una vivienda sola y con rocas le destrozó la cabeza. Junto al cuerpo dejó una cartulina con una leyenda alusiva a un narcomensaje; «ella trató de desviar las investigaciones para hacer creer que se trataba de un ajuste de cuentas», declaró uno de los agentes que realizaron su captura.

Luis Alberto era residente de la colonia Primera de Mayo de Pueblo Viejo, Veracruz, cruzando el río. Aquello hechos ocurrieron en una vivienda ubicada en la calle Pénjamo, entre Baja California y Ferrocarril de la colonia Miguel Hidalgo en Ciudad Madero.

Luis tenía el rostro cubierto con una bolsa para la basura color rosa la cual tenía a un costado una roca. A 40 centímetros de su brazo derecho estaba otra piedra de gran tamaño y a 20 centímetros de su cabeza otra piedra destrozada con restos de sangre.

La asesina, vistió la escena del crimen haciéndolo pasar por una posible narco ejecución y dejó un cartón con una leyenda alusiva a un ajuste de cuentas entre bandas delictivas.

Familiares de Luis Alberto narraron a la autoridad que el día de los hechos salió muy apurado tras recibir una llamada de Marina, tomó el carro de su hermano y se fue a toda velocidad, pero lamentablemente horas después lo encontraron muerto.

Con información de Milenio

VO