México. El viernes 18 de enero se registró una explosión en un ducto de Pemex en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

De acuerdo con reportes de las autoridades del Estado de Hidalgo, la fuga comenzó a las 17:00, mientras que en redes sociales circularon múltiples videos que captaron el momento en que cientos de personas estaban en el sitio a recolectar el combustible en bidones.

A las 17:04 se recibió un reporte al 911 sobre la fuga de hidrocarburo en la carretera Tlaxcoapan-Tlahuelilpan, en inmediaciones de la localidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan.

Luego de varias horas, en medio de la oscuridad se registró la fuerte explosión que ha movilizado a autoridades de todos los niveles.

Decenas de personas arriesgaron y perdieron la vida por uno pesos. Luego de la tragedia, se dio a conocer que en el Estado ofrecían el litro de huachicol a 10 pesos. A través de Facebook y mensajes de WhatsApp la noticia de la fuga corrió como pan caliente.

A las 19:50 del viernes, se declaró que había más de 50 personas muertas y varios heridos que inmediatamente fueron trasladados a hospitales de Hidalgo, Estado de México y Ciudad de México. 

Al pasar de los días las lágrimas y los muertos fueron aumentando. Imágenes de cadáveres calcinados comenzaron a circular y la información de la quemazón corrió como el mismo fuego de esa noche, sin embargo, hay preguntas que hasta el día de hoy nada responde. 

De acuerdo con el reporte del gobierno del estado de Hidalgo, desde el 18 de enero hasta hoy  se contabilizan 130 personas fallecidas, de las cuales 68 murieron el día de la tragedia y 62 perecieron en hospitales, a donde fueron trasladados.  

 

VO