México. Ya son 57 días desde que Daniela Ramírez Ortiz desapareció al salir de su trabajo y subir a un taxi en Xochimilco. Los días siguen pasando y aunque ya encontraron su ropa y dos cuerpos en Tlalpan, hasta el momento no han podido confirmar si se trata de la joven de 18 años.

Lo cierto es que quieran o no, mientras no confirmen el deceso, tienen que explicar dónde está Daniela.

Hasta el momento la historia que sabemos es por fuentes cercas al caso a las que Letra Roja ha tenido acceso, pero la autoridad no ha explicado y hasta el momento hay muchas inconsistencias.

Sobre las cámaras…

Es una constante que las cámaras del C5 no sirvan. En el caso Norberto Ronquillo las cámaras no detectaron nada y en este caso igual. Resulta que no hay registro del momento en que Daniela subió a un taxi.

Letra Roja habló con el señor que mueve los carros afuera de la pizzería donde trabajaba y dijo que él no recuerda que la joven haya subido a un taxi.

Sobre la ubicación…

A las 12:44 Daniela le dice a su amigo por mensaje que va a Tres Marías. A las 12:51 le dice que ya no se ve nada, pero que está por Parres el Guarda, Tlalpan. A las 12:52, dice que ya pasó el Ajusco, pero la distancia no coincide con los mensajes, de Topilejo a Parres el Guarda el mapa marca 18 minutos en carro. ¿Cómo pasó tan rápido por esa zona?

Sobre el amigo…

Resulta que el joven que mandó los mensajes, no avisó a la mamá de Daniela de inmediato. Se esperó hasta que Margot Ortiz fuera al día siguiente. Lo raro es que la joven le dijo que «la querían secuestrar» y que «la ayudara». Incluso él dijo que si llamaba a una patrulla, pero nunca lo hizo porque no sabía qué decirle.

¿Por qué no le avisó desde ese momento a la mamá de Daniela? ¿Por qué no le avisó a sus padres? ¿Por qué no llamó a la patrulla? ¿Por qué tardó tanto en decir la verdad? ¿Sabrá algo más?