México. La prófuga Natalia Guerra fue detenida ayer en la zona costera de Valparaíso, Chile, por el sacrificio de su bebé como parte de una secta denominda «Antares de la Luz».

Tras pasar al menos dos años escondida, la Policía de Investigaciones de Chile localizó a la implicada en una parcela de Isla de Maipo, donde había desnudado, atado y amordazado a su bebé para después ser lanzado al fuego.

La mujer tendrá que cumplir con una sentencia de cinco años sin beneficios que le dictó la jueza Deisy Machuca, esto a causa de la fuga que realizó el pasado marzo de 2017.

En el sitio también se ordenó el arresto de cinco integrantes de la secta, quienes cumplirán una condena de tres años de prisión, la cual podrán cumplir como libertad vigilada.

Con información de López Dóriga Digital

MG