México. Martha Viviana Martínez Sánchez de 32 años de edad fue cruelmente asesinada por el hombre que juró amarla y con el que procreó tres hijas en el municipio de San José Rincón, Estado de México. 

Vivi como le dicen sus hermanas era una madre cariñosa, amable y amorosa, una buena persona, no se metía en problemas. Amiga de sus vecinos y buena hermana. Hace 13 años se casó con José Bernal Garduño, y luego de dos años nació la primera de tres hijas.

Pepe como es conocido tenía un taller de motocicletas, rentaba el local a una mujer que después de un tiempo se convirtió en su amante, luego de vivir durante años juntos le fue infiel con su arrendadora. Primero comenzó como un rumor de la colonia, luego llegó a oídos de la familia y al final Viviana se enteró de que el hombre que amaba le era infiel.

Ya tenía sospechas pues Pepe había cambiado su comportamiento, últimamente era una hombre celoso, posesivo y violento.

El pasado jueves 13 de junio entre las 12 y la 1 de la tarde Martha Viviana salió de su casa ubicada el pueblo de Palo Seco, del municipio de San José Rincón, Estado de México, hacia el taller de Pepe. Cuando llegó el corazón se le rompió, vio a su esposo con su amante.

Comenzaron una fuerte discusión, tan fuerte que el le pegó un tiro que le causó la muerte, «ya me tienes hasta la madre«, le dijo Pepe mientras sacaba la pistola y disparaba, se volvió loco, por ese segundo olvido que Vivi traía en sus brazos a su bebé de apenas tres meses de edad.

Viviana se desplomó y la bebé salió volando de sus brazos. Las otras dos pequeñas quedaron atónitas, vieron a su madre caer ensangrentada.

Hasta las 5 de la tarde… 

«Pepe hizo una pendejada«, escuchó Leticia, hermana de Viviana, cuando un sobrino llegó a su casa. «Algo le pasó a Viviana» le dijo su otra hermana. Nunca pensó que sería tan grave. Cuando llego al taller de motos de Pepe, vio a todos los vecinos alrededor, la cortina del local estaba abierta. Se acercaron y le dijeron que su hermana había sido trasladada al Hospital de San José. Hasta ese momento no sabía nada de lo ocurrido.

Cuando llegó al hospital se detuvo su vida por un segundo. Su hermana ya no estaba ahí, la habían trasladado al Ministerio Público del municipio de Atlacomulco, ya estaba muerta.

Había muerto del disparo que José Garduño le dio en el cuello, cuando llegó al hospital ya no tenía signos vitales. El mismo Pepe fue el que la trasladó al hospital. Le pidió ayuda a unos de uno amigos para que los llevara, pero tardaron demasiado tiempo, cuando llegaron la hospital ya fue demasiado tarde.

Le dijeron que Viviana había fallecido y él se dio a la fuga.

La familia de Pepe fue su cómplice, permitieron que huyera, ellos estaban en el hospital cuando le dieron aviso a la familia de Viviana. Se enteraron cinco horas después, desde  el medio día que Pepe disparó a Vivi, ellos ya sabían.

Hoy las niñas de 3 meses, 5 y 11 años están con la familia de Vivi, pero el culpable de dejarlas huérfanas está libre, aseguran que la familia de este tiene conocimiento de su paradero, pero no quieren hablar.

Las autoridades no avanzan en el caso y todavía no hay orden de aprehensión en su contra, sin embargo, todos saben quién mató a Martha Viviana.

También se sabe que luego de que Vivi estuviera en el hospital, José Garduño y su amante regresaron a limpiar la evidencia en el taller, por ello no pudieron obtener evidencias y por tanto hay nulos avances en la investigación.

Pepe tenía armas…

Un día Vivi le comentó a su hermana que Pepe era agresivo. Estaba pensando seriamente en dejarlo, ya sospechaba que había alguien más, pero tenía miedo.  Días antes de que la matara Viviana ya se había ido de su casa, tomó a sus hijas y cuando se encontraba en Toluca Pepe fue tras ella y la obligó a regresar. 

José Garduño tenía un arma de fuego con él, la sacaba y ya la había balaceado un día, peor los disparos los había hecho, sólo quería intimidarla y amedrentarla. 

No sólo eso, Pepe se dormía con la pistola para supuestamente proteger de los ladrones, decía que si alguien intentaba entrar a robar lo mataría.

Con información de Los Machos nos matan en México

VO