En medio de la profunda crisis de identidad e indefinición de rumbo provocada por la abrupta desaparición de su creador e incuestionable dirigente Rafael Moreno Valle, y a juzgar por lo sucedido en las últimas 72 horas —entre viernes y domingo para ser exactos—, el morenovallismo parece vislumbrar ya la emergencia de un nuevo liderazgo en la persona del exgobernador Antonio TonyGali Fayad.

Esto como resultado de la labor realizada por el no-panista que, apenas volver el jueves a su natal Puebla, asumió como propia la tarea de reconstruir la lesionada unidad de las fuerzas que conforman la corriente para emprender juntos, y de la mano con Acción Nacional se entiende, la promoción e imposición de un interino (Jesús Rodríguez Almeida) que, por “cuestión ética y moral”, supla a la también fallecida exgobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo hasta el próximo junio y, luego, a un candidato de unidad que, al frente de la coalición “Juntos por Puebla”, logre mantener a la misma en el gobierno estatal.

Al filo del mediodía de ayer, efectivamente, Gali concluyó un primer cónclave con las dirigencias estatales de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC), Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración, que junto con el PAN conformaron la alianza ganadora de la gubernatura en los pasados comicios para reencontrarse y “cerrar filas” e, insistamos, signar acuerdos: postular al encargado de despacho desde los trágicos sucesos del 24 de diciembre, apartidista él, como gobernador interino… e iniciar con la dirigencia nacional blanquiazul, hoy mismo se entiende, la evaluación de perfiles de candidatos a representarles en la elección extraordinaria.

Tal es el asunto que, ayer, ya el panismo formalizó ante el Congreso poblano su propuesta para que Rodríguez Almeida continúe al frente del gobierno estatal hasta junio —también están propuestos el aliancista Gerardo Islas Maldonado y el impresentable priista Guillermo Pacheco Pulido— y, en principio al menos, que todos los aspirantes a abanderar la coalición electoral con miras a la extraordinaria —el exalcalde Luis Banck Serrato que había hecho circular, “entre amigos”, una misiva anunciando su dimisión a competir, incluido— se mantendrán en la puja. No son pocos quienes presumen que la decisión de Banckde posponer su “anunciada” decisión, respondió a una petición expresa del exgobernador…

Será en las próximas horas entonces, cuando el presunto liderazgo emergente del morenovallismo confirme en los hechos tal percepción y/o, en el marco de la negociación para seleccionar al abanderado de la coalición “Juntos por Puebla”, evidencie quién habrá de encabezar la corriente acéfala desde el (aún inexplicado) accidente aéreo que costó la vida a su gestor y principal impulsor y a su esposa y, más importante aún, si la misma tiene o no opción para ser alternativa, en Puebla y en el ámbito nacional, en el futuro próximo.

El balón, pues, podríamos asegurar ahora, está en su cancha… en la de Tony Gali, obvio.

ASTERISCOS

* La que no parece encontrarle la cuadratura al círculo, diría alguno, es la cuestionada Janine Otálora, quien, ahora, desafía al presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, al designar coordinadora de asesores del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con poderes plenos, a la ebradistaLeticia Bonifaz, quien ya alguna vez debió dejar la Corte… ¡cesada!

* Convencido de que, si bien la violencia se combate con policías y patrullas, el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada, reiteró su decisión de apostar a la cohesión social, vía la recuperación de espacios públicos para superar el problema, especialmente grave, en ese municipio. Hasta ahora, 53 parques han sido rehabilitados y puestos a disposición de la comunidad. Bien…

Veámonos el miércoles con otro asunto De naturaleza política.