México. Una mina de masacres ha dejado inundada a la segunda ciudad más importante del estado de Michoacán, tras las recientes ejecuciones que se han reportado día a día.

El reciente ataque armado en el bar ‘California Grills’ de viernes 20 de septiembre no ha dejado dormir a los habitantes del municipio, cuando un comando armado irrumpió para ejecutar al menos cuatro personas.

La única respuesta que las autoridades de Michoacán han brindado a los habitantes fue comunicada a través de la cuenta de Twitter de la Secretaría de Seguridad Pública.

Este ataque armado se suma a la lista de actos violentos que se han cometido durante todo este año en tierras michoacanas, las cuales han sido ejecutadas por miembros de grupos delictivos.

El ataque no se compara con el terrorífico hallazgo que ocurrió hace más de un mes en Uruapan, donde 19 cuerpos fueron regados en las calles.

La disputa entre los grupos delictivos Los Viagras y Cártel Jalisco Nueva Generación fue lo que desencadenó la muerte de 19 personas colgadas, desmembradas y ejecutadas, y aún sigue la violencia dentro del municipio.

Te puede interesar: Esto sabemos sobre la masacre de 19 personas en Uruapan

MG