MéxicoGabriela Elizabeth Rodríguez Saucedo o Gaby, de 23 años de edad fue asesinada 11 de agosto de 2019, en Saltillo, Coahuila. 

Aquel día salió con Joshua Francisco N, con quien había mantenido una relación. Ella ya se había separado debido a que la golpeaba constantemente, de hecho ya existía una orden de restricción impuesta por un juez, pero Joshua convenció a Gaby para que lo perdonara y volviera a su lado.

-Publicidad-

Un día antes de separarse, Gaby les dijo a unos familiares que lo dejaría porque ya no aguantaba tantos maltratos.

Asesinato

El domingo 11 de agosto Gabriela Elizabeth llegó a la casa que compartía con su verdugo, con la finalidad de recoger sus pertenencias, pero fue una mala decisión. Ya no regresó.

Más tarde, Joshua de 26 años de edad, originario del estado de Veracruz, quedó detenido y confesó a las autoridades lo que hizo con Gaby.

El hombre les dijo a los policías donde había arrojado los restos de Gaby y hasta donde los había llevado.

En un predio dejó una bolsa con el cuerpo de su pareja adentro. Los elementos confirmaron que en el lugar se encontraba una bolsa con un torso, pero las extremidades y cabeza, no fueron encontradas.

Según él, las manos, piernas y cabeza las dejó afuera de varias casas cercanas, momentos antes de que pasara el camión de la basura.

El cuerpo de Gaby pudo ser reconocido por unos tatuajes que tenía, sin embargo, se le practicarán exámenes de ADN para corroborar su identidad. Josuha Francisco N quedó a disposición, en espera de ser vinculado a proceso por feminicidio.

No hay sentencia 

Con pruebas de luz ultravioleta hechas en el domicilio de Francisco N que mostraron manchas de sangre en las paredes, misma que pertenecía a Gabriela Rodríguez, es como los fiscales lograron obtener la vinculación a proceso del imputado por secuestro agravado, feminicidio e inhumación clandestina.

En la audiencia de vinculación a proceso que se prolongó por cinco horas sin receso dentro del Centro de Justicia Penal, la juez de control otorgó un plazo de cuatro meses para la investigación complementaria, donde los abogados de la defensa y los fiscales recabarán las pruebas y continuarán con los exámenes genéticos para demostrar la culpabilidad de Francisco en el asesinato de la chica que residía en la colonia La Gloria, en Saltillo, Coahuila. 

Será el próximo 8 de septiembre, cuando las partes se presenten nuevamente ante la autoridad judicial previo al juicio de Jordán “N”, a quien se acusa del violento feminicidio, secuestro e inhumación ilícita del cuerpo de una persona.

VO