México. A través de una denuncia en redes sociales un joven contó cómo y por qué él y sus amigos dejaron de asistir a bares en la zona de la Condesa.

Resulta que por culpa de La Unión Tepito, el joven ya no regresó al lugar, pues asegura que venden droga de forma descarada. Además os dueños lo permiten, pues sino, les cierran el negocio.

-Publicidad-

«La última vez que fui a un bar en la Condesa no había pandemia, pero todo se veía vacío. No había buen ambiente, pero como iba con varios amigos nos metimos a un bar, y después de pedir nuestras bebidas comprendí porque la gente había dejado de ir a esa zona»…

Te recomendamos: Cocaína rosa, la droga más cara que vende La Unión

Después de pedirle las bebidas al mesero, un sujeto se les acercó «muy fresco» y les ofreció droga. Lo hizo como si fueran parte del menú del bar.

Justo después de pedirle nuestras bebidas al mesero, se nos acerco un macuarro, y muy fresco como si fuera el que presenta los postres en un restaurante, nos ofreció drogas. Como si fueran parte del menú.

«Tengo amigos bien pedos, pero ningún adicto, así que le dimos las gracias»

El dealer se molestó porque el grupo de amigos no quiso adquirir su mercancía, así que se alejó de la mesa.

«Nadie lo peló, y se fue a la entrada y se quedó ahí como si fuera el dueño del bar. Luego llegó otro dealer y se pusieron a contar billetes en la entrada, la manera tan descarada que operan es ridícula»

Cuando el mesero regresó a la mesa para entregar las bebidas los jóvenes lo cuestionaron sobre el sujeto que se les había acercado.

Te recomendamos: Así dejaron amenaza en bar de La Condesa, firmó La Unión de Tepito (Video)

«Mi amigo que se la pasa sacando fotos,  se tuvo que guardar el celular en un calcetín»

Ahí vino la noticia, el mesero les dijo que eran los de Tepito y que no podían hacer nada porque si no les cerraban.

«Nos limitamos a tomar rápido nuestros tragos para irnos. Ni en el sureste asiático se venden así de descaradas las drogas. Es ridículo como opera el crimen en este narcopaís»

El grupo de amigos se terminó los tragos y las ganar de regresar. Pagaron en efectivo y se retiraron del lugar.

«Si alguien se quiere dar un pasón, yo no tengo ningún problema, por mi que se atasquen y no se despierten. Pero eso de arriesgar a la clientela de un establecimiento es bastante incómodo»

Así finalizó la denuncia que realizó el joven en redes sociales. Luego de ello, recibió muchos comentarios de otros usuarios aseguran que desde hace tiempo pasa en los bares.

Cerraron un bares

Un usuario de Twitter denunció que él tuvo que cerrar su negocio en la zona por La Unión.

«Por eso y otras razones tuve que cerrar el restaurante que tenía ahí. Entre eso y las extorsiones de las autoridades terminaría trabajando para mantenerlos a ellos con el riesgo inherente a la clientela y a mis operarios… !Cerré !

 

VO