México. Debucari es una empresa fundada recientemente en Japón y su función es contratar personas con sobrepeso para “alquilarlas” por dos mil yenes la hora (unos 19 dólares aproximadamente).

El requisito para poder ser candidato es pesar más de 100 kilógramos, ser mayor de edad, pagar una cuota de cinco mil 500 yenes, y lo principal que no se ofendan porque los llamen gordos.

Una vez que las personas son seleccionadas, se coloca su fotografía en un amplio catálogo en línea en el que ofrecen su compañía para diversas actividades como ir a restaurantes, al cine, al parque, en fin, todo depende del propósito de la persona.

Bien, ahora ya es posible alquilar a un gordo que le guste la música y comer dulces, a un gordo que le guste ir al cine o a un gordo que cocine y que también haga magia. Eso sí, no pueden pedir nada ilegal o inapropiado.

El emprendimiento, que se inauguró el pasado mes de abril, recibió cerca de 45 postulaciones apenas tras publicarse el anuncio de contratación.

La compañía es operada por Mr Bliss, creador de la marca de moda de tallas grandes Qzilla. En la página web de la empresa se explica que a Bliss se le ocurrió crear Debucari ante la dificultad que pasó para encontrar modelos de talla grande para su marca de ropa. En 2017 fundó una agencia de talentos de personas con sobrepeso alrededor de 45 personas, en su mayoría clientes de Qzilla, se registraron tan pronto como se hizo el anuncio de contratación.

Con información de Telediario

YC