AMLO no soltará el poder aunque haya revocación

Martín Alonso

Como estamos acostumbrados en este país, el que hace la ley, hace la trampa. Y por esa razón, aunque la revocación de mandato esté en marcha, AMLO no la va a respetar.

Si usted no sabe de lo que le hablo, el poder ejecutivo -o sea el Presidente-, pidió que cumplidos los tres años de mandato se hiciera una consulta popular para saber si seguía en el cargo o lo dejaba.

La idea era que los ciudadanos que estaban en contra del gobierno de la Cuarta Transformación votarán a favor o en contra de AMLO. Seguro usted escuchó que la pregunta era ambigua y que buscaron de todas las formas posibles cambiarla.

E incluso varios políticos de oposición tomaron al decisión de frenar la Ley de Revocación de Mandato, pero ¿por qué?

Porque en primera, no es algo que la mayoría de los ciudadanos estén pidiendo, a pesar de que la popularidad del Presidente está bajando, todo se está orquestando desde el gobierno.

¿Con qué fin? Pues muy sencillo, legitimar al Presidente, mover el aparato de gobierno, clientelismo y programas sociales para demostrar que «nadie» quiere que AMLO se vaya y aunque usted no lo crea, para empezar un camino hacía la perpetuidad de López.

En segunda, porque a los partidos no les conviene que se lleve a cabo una revocación de mandato así, imagine usted… En 2024 pierde Morena y entra otro partido, en los tres años posteriores, podrían pedir que los quiten del poder y con la mano en la cintura lo lograrían.

Es ahí donde viene la trampa, AMLO no quiere una revocación, porque no la aceptaría, porque es megalómano, porque le encanta el poder.

El Presidente quiere el pretexto perfecto para que a la mala logre limpiar y cambiar su imagen que se ha visto dañada por las políticas, decisiones y omisiones en su administración.

Obrador no quiere dejar el poder, lo único que intentan es poner a prueba a la oposición que por cierto, poco está haciendo para ganar la batalla en las urnas de 2024. ¿Quién frena al rey de Palacio? ¿Quién se atreve a votar para que se vaya? ¿Quién se le pone al brinco si cada que le hacen una crítica, intenta acabarlos desde su mañanera?

Así están las cosas, AMLO no soltará el poder aunque haya revocación.