México. Andrés de tres años, estuvo agonizando tres días por culpa de una bala perdida que le perforó el pulmón izquierdo en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo.

Se especula que las balas pertenecían a presuntos sicarios que disparaban al aire en Villas Otoch Paraíso, en la Región 259 de Benito Juárez, el domingo 13 de junio.

Esta mañana, un trabajador social del Hospital General le informó a los padres del menor de su deceso. Se dio aviso a los agentes ministeriales y periciales, así como al personal del Semefo.

Con información de Quadratín

IN