México. La Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo aseguró la atracción ‘Riojolante’, del parque acuático Xenses, donde Leonardo Luna Guerrero, un menor de 13 años, perdió la vida, el 27 de marzo pasado.

La medida ministerial pretende que las autoridades puedan reunir evidencia para acreditar que, con la succión del menor en una de las alcantarillas del parque acuático de la Riviera Maya, se configuró un delito y debe castigarse al presunto responsable.

De acuerdo con Luces del SigloGrupo Xcaret, la empresa operadora del parque acuático ubicado entre Playa del Carmen y Puerto Aventuras, ha insistido en entorpecer la investigación ministerial, pues trató de frenar el aseguramiento judicial de sus instalaciones con un nuevo amparo, sin embargo, le fueron negadas tanto la suspensión provisional como la definitiva, e igualmente un recurso de revisión que promovió ante una instancia judicial superior.

El aseguramiento fue ordenado por el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, Cristopher Cid Hurtado, como parte del proceso de investigación ministerial que se sigue por estos hechos.

La medida ejecutada por la FGE consistió en delimitar la visita pública y del personal responsable de los carriles de agua, la poza final, el cuarto de bombas y la cisterna, cuya operación ya había sido suspendida por Protección Civil municipal el primero de abril del presente año.

La atracción turística donde ocurrieron los lamentables hechos es una de las 15 actividades acuáticas que ofrece el parque Xenses, la cual consiste en un río artificial cuyo final del recorrido desemboca en una poza, donde se localiza una alcantarilla del sistema de filtración.

Cabe señalar que Miguel Luna Calvo, padre de la víctima, ha denunciado en su cuenta de Twitter que Grupo Xcaret ha pretendido que se le autorice no proporcionar diversa información y documentación a la Fiscalía.

El corporativo Experiencias Xcaret Parques, S.A.P.I de C.V. ha interpuesto otros cinco juicios de garantías para blindarse; el más reciente de estos fue su intento de evitar el aseguramiento del “Riolajante”, bajo el número de expediente 28560549, en cuya resolución se le negaron a Xcaret medidas cautelares por tratarse de actos consumados.

La empresa, inconforme con la resolución judicial, interpuso un recurso de queja el pasado 25 de agosto, que, a los dos días, cuando se cumplieron exactamente cinco meses de la tragedia, fue resuelto, de manera desfavorable por considerársele un recurso infundado.

Fue la Magistrada Selina Haidé Avante Juárez quien emitió dicho fallo, y fue avalado por unanimidad de los integrantes del Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito.
Una nueva audiencia incidental se consiguió el pasado 31 de agosto, en la cual se le negó además la suspensión definitiva solicitada a Grupo Xcaret.

Con información de La Razón

YC