México. En Ciudad Juárez, Chihuahua, el crimen organizado aprovechó la pandemia provocada por el Covid-19 para encontrar una nueva forma de estafar a la población.

En una entrevista para el portal EME EQUIS, una de las víctimas contó su caso, pues ella como muchos otros, acudieron a la unidad móvil para realizarse una prueba del virus.

De acuerdo con la mujer, el laboratorio móvil “Salud y Cuidado”, parecía una buena opción para hacerse dichos estudios.

Ya que por dentro, la unidad contaba con los insumos necesarios además de que los supuestos médicos, parecían reales.

Por fuera, el camión estaba pintado de blanco y tenía logotipos de la Cruz Roja, la farmacéutica Pfizer y un gran letrero: “Pruebas Covid-19 al 50% de descuento”.

“Lo único que sí era real, era la caja registradora”, expresó la afectada, quien pagó 999 pesos por el exudado nasal y pidió el anonimato, esto ya que los estafadores le pidieron la dirección de su casa y la de un familiar.

Por su parte, las autoridades de Chihuahua, iniciaron las investigaciones para dar con los defraudadores.

Sin embargo, Ciudad Juárez no es el único lugar donde se han dado estos casos de estafa, ya que en Jalisco también se reportaron datos de este lucro.

Al respecto, el pasado mes de abril, la Fiscalía General del Estado de Jalisco, indicó que se habían detectado y clausurado dos laboratorios fraudulentos que ofrecían pruebas apócrifas para detectar el virus.

Además se informó que las instalaciones falsas, eran propiedad del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Del mismo modo se detectaron laboratorios y pruebas engañosas en Ciudad de México y Tamaulipas, donde las organizaciones delictivas cobran hasta 24 mil pesos por un paquete de detección de coronavirus, según el titular del Consejo Nacional de Seguridad Privada. 

Con información de EME EQUIS.

MV