México. En una semana se registraron dos crueles feminicidios, Carmita y Laura Jessica sufrieron violencia familiar, golpes e insultos, pero nadie las ayudó. Al final ambas fueron asesinadas en distintos estados. Los feminicidas las trataron de esconder la forma más vil.

Carmita sufrió golpes, al final la asesinaron

La joven mujer originaria de Oaxaca, huyó con sus dos hijos de los problemas que tenía con su pareja, ya que sufrió violencia. Llegó a vivir a Coatzacoalcos, Veracruz, donde conoció a Carlos Péres.

Luego de dos años decidieron irse a vivir juntos, tuvieron un bebé. Vivían en una casa rentada en una zona llamada Nuevo Mundo. Carmen o Carmita se enfrentó una vez más a golpes e insultos.

Una versión indica que la mujer se había separado de Carlos porque quiso abusar sexualmente de su hija de cinco años, pero este sujeto se llevó a su bebé y la obligó a que regresaran.

El martes 24 de agosto, Carlos asesinó a Carmita, la asfixió con una bolsa, la golpeó y enterró en el patio de la casa. Fue hasta el jueves que la dueña de la casa descubrió el cuerpo de la mujer.

Este sujeto se llevó a los dos hijos de Carmita y al bebé. Los dejó con una familiar y luego huyó, hasta el momento no lo han detenido.

Laura Jessica pasó por un calvario hasta que escondieron su cuerpo

La joven fue asesinada en manos de Miguel Ángel, su pareja, en una casa de Mexicali, Baja California. Era común que Laura Jessica tuviera golpes, así lo narró uno de sus vecinos.

El testigo era vecinos de la joven desde hace tres años, incluso le confesó que era victima de violencia. La llegaba a golpear varias veces al mes. Eduardo, padre de la víctima, dijo que la joven vivía triste y asustada, ya que Eduardo siempre la hostigaba y era adicto a las drogas.

El viernes 27 de agosto, policías hallaron el cuerpo de Laura Jessica golpeado, envuelto en cobijas y debajo de la cama. El feminicidio ocurrió entre el 25 de agosto y el 27 de agosto. En su habitación hallaron manchas de sangre y en el marco de la puerta donde estaba el cadáver.

Miguel Ángel le dijo a una compañera de trabajo que había matado a golpes a su esposa y le pidió ayuda para fugarse, pero ella lo denunció. Este sujeto está detenido y se espera que pronto un juez lo vincule a proceso.

IN