México. La tarde de ayer agentes de la Fiscalía de la CDMX encontraron el cuerpo de Raúl Munguía Arias con un mensaje en la pared que decía: “Deja de grabar a las mujeres en el metro pinche pervertido. Para la próxima te voy a venir a buscar y voy a meterte un palo en el culo enfermo”.

Estaba tirado en el piso, con el rostro ensangrentado, boca arriba, con el pantalón y la ropa interior por debajo de los muslos.

-Publicidad-

Lo hallaron sin vida dentro de su recámara en su domicilio ubicado en la calle en Oriente 178, en la colonia Moctezuma Segunda Sección, Venustiano Carranza.

Cerca de la media noche del miércoles, el hermano de Raúl llegó hasta su casa para buscarlo, pues desde el viernes no lo había visto.

Su cuerpo y su rostro presentaban manchas de sangre seca, los ojos aparentemente se los quemaron, le bajaron los pantalones y ahí lo dejaron.

A pesar de la sangre seca en todo su rostro, los signos de violencia en sus ojos y su cuerpo, los agentes de la Policía de Investigación (PDI) que hallaron el cuerpo aseguraron que no tenía lesiones visibles.

Las investigaciones para saber qué sucedió y quién fue el responsable, continúan.

Con información de Carlos Jiménez

VO