-Publicidad-

México. Con 40 años de edad, un peso de tres toneladas y una altura de cinco metros, el elefante de origen asiático Big Boy, fue rescatado de un circo de Jalisco.

El elefante fue trasladado al santuario de elefantes más grande del país, ubicado en Culiacán, Sinaloa, donde gozará de un espacio de 25 mil metros cuadrados.

Para la recuperación y el traslado del elefante, participaron el activista Arturo Islas Allende, el empresario Jorge Cueva y el presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (Azcarm), Ernesto Zazueta.

Para alimentar a Big Boy se requiere de una inversión de 150 mil pesos mensuales.

Big Boy es el inicio de un proceso de recuperación de más animales en peligro de extinción y que se encuentran en espacios no adecuados para desenvolverse.

Con información de Milenio

YM