México. Este sábado, se registró un ataque armado entre ejidatarios de Tila, Chiapas, e integrantes del Consejo Nacional Indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZNL).

De acuerdo con los informes, la tensión inició hace dos semanas, cuando los habitantes del municipio pidieron la intervención de la Guardia Nacional, ante la presencia de un grupo armado en la cabecera municipal.

-Publicidad-
Imagen: Oro Negro Mx

Los habitantes del lugar, indicaron que el grupo llegó diciendo que es “autónomo, que no son ejidatarios, don delincuentes, llegaron gente de Chilón, Bachajón, adheridos a la sexta declaración de los Zapatistas y fueron a matar a nuestra gente”.

Los pobladores indicaron que la disputa se debe a que quieren el poder de 130 hectáreas de tierra y de los recursos que se generan en ellas.

Imagen: Oro Negro Mx

Además indicaron que han hecho cobros de piso anuales, y que hace cuatro meses colocaron una caseta de cobro.

Asimismo, señalaron que “Heriberto Cruz Pérez es el principal responsable, es quien estuvo sonsacando que esas tierras les pertenecen, también Bernabé Altamirano Díaz y Matías, son tres curas que han profesado la teología de la liberación y a donde llegó esto, responsabilizó a ellos tres”.

Finalmente, este fin de semana se dio un enfrentamiento cuando los pobladores se encontraban quitando unos portones para el acceso vial de la población cuando inició la agresión.

Al respecto, Francisco Arturo Sánchez Ramírez, uno de los ejidatarios, indicó que “aquí hay un responsable que se llama Alejandro Jiménez, la secretaria de gobierno, que nunca hicieron nada, quienes tienen conocimiento de esto”.

Asimismo, cuestionó a las autoridades que «¿Cuántos muertos se necesitan para que intervengan, ya que los miembros del EZLN son gente armada, mataron a nuestra gente, el gobierno nunca hizo caso de nuestros escritos”.

El saldo de este enfrentamiento es de 20 heridos y cinco personas sin vida.

Imagen: Oro Negro

Además, trascendió que el grupo armado tiró árboles para impedir el paso a los pobladores, por lo que el camino se encuentra cerrado en dirección a la cabecera municipal.

Ante esto, existe el temor de que se desaten más enfrentamientos, ya que se involucraron a las comunidades de Jolsibaquil, Nueva Esperanza, Bachajón con un aproximado de 450 miembros del EZLN.

Con información de El Sol de San Luis.

MV