México. Dos animales de rescate fueron sacrificados con salchichas envenenadas por desconocidos en el estado de Querétaro.

Los hechos ocurrieron en el domicilio de un rescatista quien los tenía a resguardo, en el fraccionamiento panorámico.

De acuerdo con información, los animales fueron identificados como Athos y Tango, perros de búsqueda que incluso tuvieron participación activa en el temblor de 2017.

En el caso de Athos, este fue un especialista en búsqueda y rescate, colaboró en desastres de grandes magnitudes en todo México y algunos otros países; mientras que Tango, “un perrito de asistencia que tuvo una historia de vida especial que el destino puso en unas excelentes manos como su nueva familia”.

Con información de Excélsior

YC