México. La familia del niño Cristian Ramos de 12 años exige a las autoridades que terminen con las investigaciones y detengan a los responsables de asesinar al menor.

Hace unos días, policías de Irapuato, Guanajuato acudieron a la casa de la señora Araceli por la denuncia de un tinaco robado, ella explica que en efecto tenía el tinaco, pero se lo había comprado a una mujer.

Te recomendamos| Niño de 12 años lanzó piedras a policías, estos lo balearon y mataron 

Cuando los policías detuvieron a Araceli, su hijo Cristian se asustó y trató de defender a su madre, por lo que le tiró piedras a los policías. Uno de estos elementos accionó su arma contra el niño y otro menor de 17 años.

Cristina murió por una bala que le perforó el riñón y el otro menor resultó con un tiro en el tobillo. Las autoridades no han finalizado con las investigaciones.

Ahora la familia del niño acusa a las autoridades de solapar, alterar y negar todo lo ocurrido. Vecinos relatan que los policías se llevaron a los papás del niño y que escucharon cuando un policía gritó que se fueran porque otro ya le había ‘dado’ a un niño.

Los padres de Cristian Giovanni presenciaron el momento en que los elementos se pusieron de acuerdo para decir la misma versión, e incluso cambiaron de unidad al policía que le disparó para que no se viera involucrado.

Seis policías son investigados por la Fiscalía, quienes declararon que ellos estaban a dentro, que escucharon varias detonaciones e ignoran de dónde provenían.

Ahora familiares y amigos piden justicia, que se detenga a los responsables y sean castigados por el homicidio del niño.

Con información de Noticieros Televisa

IN