México. La Fiscalía de Justicia de la Ciudad activó los protocolos de feminicidio en la investigación sobre la muerte de la venezolana, Saraí Soto Hernández.

La joven venezolana cayó del octavo piso de un edificio de departamentos en la alcaldía Benito Juárez, la mañana del martes 16 de junio.

Autoridades revelaron que hasta ahora no han hallado lesiones que hagan presumir que tuvo alguna pelea o forcejeo con alguien antes de que se precipitara desde el departamento.

Te recomendamos: #Feminicidio44 Julio escondía un cadáver en el cuarto que rentaba en Iztapalapa

Tras la muerte de la joven, las autoridades presentaron en el ministerio público a su pareja. Sin embargo, los investigadores explicaron que sólo lo tienen en calidad de testigo.

Hasta ahora no han encontrado nada que indique que él la lanzó.

A los Policías les dijo que se llamaba Juan Jesús Laureles Romero, de 39 años. Sin embargo, después se supo que su nombre real es Jesús Francisco Laureles Romero.

Y aunque en principio se reportó que contaba con antecedentes penales por robo, ahora se sabe que la confusión del nombre hizo que también se confundieran los antecedentes. Al parecer nunca ha estado en prisión.

Te recomendamos: Ella es Saraí Soto, la venezolana que cayó de un balcón en la BJ

Amigos de la joven venezolana aseguran que su novio la maltrataba, amedrentaba y la tenía encerrada contra su voluntad.

Ante las autoridades, Laureles Romero reconoció que tenían algunos problemas, pero explicó que sólo eran porque a él no le gustaba el trabajo que ella desempeñaba.

También les contó que anteriormente Saraí había amenazado con quitarse la vida.

Según contó, es empresario. Pero los amigos de Saraí aseguran que se dedica a actividades ilícitas.

Con información de Carlos Jiménez

VO