México. Tras el colapso del tramo elevado de la estación Olivos de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro el pasado 3 de mayo, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) informó que un equipo de judicializadores se encuentra en la identificación de personas relacionadas directamente con el derrumbe.

A través de una tarjeta informativa, la institución refirió que una vez concluidos los dictámenes periciales estarán en condiciones de formular la teoría del caso que llevaron al colapso y que estarán en la posibilidad de realizar todas las imputaciones correspondientes por el caso.

Presuntamente, la identificación de personas se realiza tanto en el círculo de constructores y supervisores, como de servidores públicos, esto con el objetivo de deslindar responsabilidades.

Destacaron que hasta el momento las investigaciones han permitido la conclusión de los trabajos periciales únicamente en su fase de campo, por lo que quedan pendientes los de análisis del laboratorio al que se envió parte del tramo colapsado.

Además, se analiza la estructura en cuanto a soldaduras, pernos y acero de las superestructuras metálicas.

También lleva a cabo la identificación de personas relacionadas directamente con el tramo colapsado.

A poco más de dos meses del siniestro, las investigaciones continúan por parte de la fiscalía capitalina; además, se sabe que las víctimas han optado por la interposición de una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Con información de El Universal

YC