México. Hoy se cumplen cinco días de la desaparición de Susana Cerón,  tanto ella como su pareja Efrén N, principal sospechoso de su desaparición, son empleados de la dependencia.

Efrén N., agente de la Policía Estatal, está identificado como una persona sumamente violenta y se sabe sometía a Susana en una relación tóxica.

-Publicidad-

La familia de Susana desconoce todavía su paradero, y desde el día 10 de noviembre inició los trámites para la denuncia de su desaparición.

Versiones extraoficiales señalan que a Efrén lo buscaron agentes de la Policía Ministerial en la casa de su mamá, donde usualmente se le localizaba, pero ella evitó que los uniformados ingresaran al domicilio.

Él se la llevó

Susana Cerón Zenteno es una joven de 33 años, que desde el pasado sábado 7 de noviembre está desaparecida.

La vieron por última vez en Xilotzingo, en la capital poblana, alrededor de las 21:00 horas del sábado, Susana salió con Efrén, pero nunca regresó.

Supuestamente Efrén la obligó a subir a su camioneta. Ella había ido a visitar a su tío a Xilotzingo y Efrén llegó alrededor de las 9:00 de la noche. Él se encontraba en estado de ebriedad y le arrebató su celular.

Susana intentó quitarle el teléfono, pero Efrén aprovechó para abrir la puerta y al momento en que fingió devolverle el celular la subió a la fuerza a la camioneta Toyota, color plata.

Al notar su ausencia, sus familiares intentaron comunicarse con ella, pero no obtuvieron respuesta, por lo que decidieron llamar a Efrén, quien no atendió las llamadas telefónicas y después, vía WhatsApp, respondió que no sabía nada de Susana, porque ni siquiera la había visto.

Esta situación alertó a la familia de Susana, que comentaron a este medio que la joven es madre de tres niñas menores de edad y nunca ha faltado a su casa tantos días.

Por lo anterior, se pide a la sociedad difundir la fotografía de Susana. En caso de contar con información que ayude a dar con su paradero, favor de reportarla al 911.

Con información de La Página Negra

VO