México. Tal parece que a las autoridades de Xochimilco no les importa la cuerantena, ni las medidas de seguridad, ni la sana distancias, pues siguen vendiendo ‘miches’ en la alcaldía.

En el embarcadero de Nativitas, a pesar de que está prohibida la venta les están vendiendo micheladas y cervezas a los jóvenes que van en busca de una trajinera.

De acuerdo con el testimonio, la hermana de Juan Mauro Orozco vende micheladas en la clandestinidad y manda a trabajadores ofrecerlas en el estacionamiento.

Con información de Xaltocan Xochimilco Noticias

VO